Un incalificable hecho policial sacudió ayer a la comunidad educativa de General Güemes al hacerse público la denuncia formalizada por una menor que fuera abusada sexualmente y luego golpeada en el rostro por una persona que se desempeña como ordenanza de un colegio estatal.
El sujeto, ahora detenido, de 63 años de edad, se desempeñaba hasta ayer como sereno del colegio secundario Mariano Moreno en la ciudad de General Güemes.
El sexagenario fue acusado por una menor de haber abusado sexualmente de ella y haberla golpeado con un objeto contundente en el rostro, todo ello en horas de la madrugada del domingo, en el interior de la institución educativa.
El hecho denunciado tuvo lugar alrededor de las 2 de la madrugada del domingo 11, a esa hora el 911 recibió un llamado de un vecino que denunció la presencia de una joven desnuda, que se desplazaba por las calles del centro de la ciudad.
La joven, una menor de 17 años, expresó en estado de shock en el hospital público haber sido agredida en el interior del colegio secundario, ubicado en Calle Sarmiento al 300, por un sujeto que la habría drogado y que abusó sexualmente de ella.
Anoticiada la fuerza pública, unos diez policías cercaron el colegio Mariano Moreno en la noche y procedieron a ingresar a una pieza donde pernoctaba el sereno de la institución.
Los uniformados, que no pudieron dar con la joven víctima, quien había llegado por sus propios medios hasta el hospital, detuvieron al sereno.
El hombre fue identificado como A. M., conocido como "Pichichu", de 63 años, quien desde hace unos 15 años se desempeña como sereno del colegio Mariano Moreno, sin dependencia con el Ministerio de Educación.
El empleado del colegio tenía contrato directo con las autoridades del colegio. Hace tres años que fue nombrado como ordenanza pasando a integrar la planta permanente de la institución educativa.
La denuncia fue realizada por la madre de la menor luego de escuchar su relato, que no le brindó demasiados detalles por el estado de shock en la que se encontraba.
En tanto, el jefe del operativo del captura del violador dijo a El Tribuno que "ingresamos hasta la pieza donde reside la persona denunciada para realizar una inspección y nos encontramos con unos tres envoltorios de drogas y prendas de la menor, por esa razón quedó detenido", declaró el comisario Raúl Cardozo. Pichichu vivía en una pieza que fue construida en el interior del colegio.
Muchos güemenses sugirieron que el sujeto era un conocido dealer del ambiente. Otros indicaron que Pichichu recibía visitas de jóvenes durante la noche. Lo que la policía logró probar es que la menor se hallaba allí en la madrugada del domingo de donde huyó desnuda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...