Diversas actividades se realizaron el fin de semana en la lucha contra la diabetes en la ciudad de Rosario de la Frontera. Además de controles antropométricos, hemoglucotest, tensión arterial y pie diabético, los presentes disfrutaron de un espectáculo de danzas y una mesa dulce apta para diabéticos.
Las actividades fueron organizadas por el equipo de salud del hospital "Melchora Figueroa de Cornejo" para concientizar a los vecinos sobre la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Los controles estuvieron a cargo de los médicos Emilio Alderete, Mirta Nieva, Sandra Torino, de las licenciadas Verónica Oropeza y Giselle Suárez y de los enfermeros Marcelo Chocobar, Carina Sosa, María del Valle Melián y Julio Romero. También participaron de los controles Diego García y Walter Vega.
La danza nativa se hizo presente a través de la academia "Tary Juanacha".
Para los diabéticos presentes se realizó una degustación, con la presentación de una mesa dulce, tarea a cargo de la licenciada Blanca Santillán.

Responsable
La médica Liliana Gamietea, del hospital de Rosario de la Frontera, es una de las responsables de llevar adelante la campaña de la lucha contra la diabetes. La profesional estuvo presente en los medios de comunicación local y en cada una de las charlas que se llevaron a cabo en los centros de salud de la ciudad.
"Uno puede ser diabético y no saberlo. A veces, la diabetes es asintomática, pero, lamentablemente, cuando aparecen los problemas es porque la enfermedad ya lleva muchos años de evolución. Siempre lo ideal es detectarla precozmente. Por eso la importancia de los controles periódicos", afirmó la profesional.
"Nosotros disponemos de todos los elementos y del equipo de salud para que la gente pueda hacerse el testeo de glucemia capilar en un dedo, para tener un valor de referencia. Esto es importante aunque no tenga síntomas", dijo la médica Gamietea.
20 minutos por día son suficientes para que las personas con diabetes puedan tener una mejor calidad de vida.
Agregó que luego de los 40 o 45 años, todos deben revisar su nivel de glucemia mediante un análisis de sangre.
La profesional señaló que el tratamiento de la diabetes se asienta en cuatro pilares: "El farmacológico, por vía oral o con insulina inyectable; la información; los signos de alarma y la alimentación saludable".
En cuanto a la alimentación, dijo que los alimentos para diabéticos han mejorado muchísimo. Antes no podían comer harinas ni azúcares, pero hoy se hacen dietas balanceadas y planes de actividad física según la edad y contextura física del paciente. Unos 20 minutos diarios de ejercicio es suficiente", finalizó.

Durante la semana también se realizaron talleres y charlas en los centros de salud de los barrios Yrigoyen, Ramón Abdala y en el nosocomio local.
El 14 de noviembre se busca concientizar sobre los riesgos de esta enfermedad, sus consecuencias y prevención.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora