Tempranito comienza a levantarse entusiasmado. Es sábado y para Alexandro "Fisura" Orellana es el mejor día de la semana. Es que hay partido. Rápidamente se reúnen todos en el Boulogne-sur Mer (ex Finca Independencia, zona sur) y de allí parten en cinco autos particulares para jugar. Llegan a la canchita de Peñarol y Fisura se pone la 16 de Pellegrini. Tiene diez años y es tan menudito que el pantalón del equipo le llega más abajo de la rodilla y casi se le cae. Sentado al costado de la cancha, junto a sus compañeros, espera su turno. Mientras, su equipo se luce ... golea a Peñarol 5 a 0.
En el segundo tiempo, el profe lo llama a Fisura, quien entra en calor y sale al campo de juego. No tiene los botines de Messi ni los de Ronaldo, juega con zapatillas; pero lo hace con mucha pasión y despliega su talento como si los tuviera. Es bajito en altura y chiquito en cuanto a contextura, pero guapea de lo lindo entrando al área de Peñarol. Hasta tiró un centro para marcar uno de los últimos goles. Fue 9 a 0 para Pellegrini con 5 goles de Santiago Henríquez, 2 de Ulises Taritolay y otros de Benjamín Vides y de Ignacio Lezcano.
Y fue un gran partido de Fisura, uno de los más chiquitos del equipo y uno de los tantos de peye que tiene una historia de vida sacrificada. "Yo soy de barrio Norte Grande y vivo con mi abuela Gladys, con mi tío, mi abuelo Raúl y mi hermano Santiago", contó el changuito al terminar el partido. A pesar de la humildad en la que vive, al igual que muchos otros chicos del equipo, cuenta: "Mi abuela me dice si yo quisiera ir a jugar a otro lado, si quiero probarme en algún equipo más grande y yo le digo que no, que acá me gusta y que son mis amigos". Alexandro disfruta su vida a pleno, es feliz en su sencillez. Un ejemplo para muchos.
Y justamente es el objetivo que promueven desde Torito Juniors, la escuelita que representa a la novena división de Pellegrini en las inferiores. "El objetivo es sacar a los chicos. Hay muchos que tienen grandes condiciones y futuro en el fútbol, pero son carentes de recursos y cuando los clubes buscan jugadores lo hacen entre los ricos, no se van hasta donde viven estos chicos: Finca Independencia, Siglo XXI, Solidaridad, barrio Norte Grande. Por eso queremos que, de a poco, se comience a mostrar en las inferiores, que también puedan tener alguna oportunidad", resumió Abel Tolaba, el profe a cargo del equipo de Fisura y compañía.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿A cuál de los dos le tenés más fe para esta temporada del Federal A?

A Juventud Antoniana
A Gimnasia y Tiro
A ninguno de los dos
ver resultados

Importante ahora

cargando...