El pasado 18 de julio se cerró el taller de artesanías para chicos especiales Integrando Esfuerzos. No eran suficientes los recursos para sostener el alquiler de la casa donde funcionaba que, además, ya arrastraba cinco meses impagos.
Los docentes y los padres de los alumnos comenzaron a gestionar su continuidad y, finalmente, el Gobierno provincial giró esta semana los fondos para afrontar el alquiler de cuatro meses adeudados.
Los responsables ya tenían todo embalado para trasladarse, mientras seguían buscando un lugar, pero afortunadamente podrán seguir en el edificio de Mitre 165, frente a la céntrica plaza San Martín.
"El taller reabrirá sus puertas. Esperamos tener el apoyo de toda la comunidad para seguir"
"Necesitamos un edificio propio para crecer y ayudar a los chicos especiales de la ciudad"
José Luis Osores, profesor

"El Gobierno nos depositó cuatro meses, con lo cual cumplimos con pagar hasta mayo, que es el mes en el que se nos venció el contrato de alquiler", dijo José Luis Osores, quien dirige el taller. "Nos queda junio, julio y agosto, pero vamos a reabrir las puertas el lunes en el mismo lugar, porque nos permitieron quedarnos con el compromiso de desocuparlo cuando se venda. Queremos agradecer al intendente Fernando Romeri que se comprometió a colaborar con el alquiler, por lo menos, hasta fin de año", señaló, lo que les permite un respiro por lo menos para finalizar este ciclo.
En definitiva todo es paliativo, ya sea porque se hace muy difícil pagar cada mes o porque esa casa está en venta. Lo cierto es que el problema no está cerrado y las posibilidades de sostén y crecimiento para este vulnerable sector de la comunidad metanense no parecen ser fáciles de conseguir.

Casa propia

Lo que el taller de chicos especiales necesita es un edificio propio, porque desde hace mucho tiempo vienen sufriendo estos inconvenientes.
Hoy, a las 19, se realizará una reunión para pedir el compromiso y la colaboración de los padres de los alumnos. "Les vamos a pedir que contribuyan con todo lo que hace al funcionamiento del taller y debatiremos las formas posibles de hacerlo", anticipó Osores.
Los problemas recientes se produjeron porque, en lo que iba del año, la Provincia había girado solamente fondos para el pago de un mes de alquiler del taller de chicos especiales.
Son momentos difíciles para los 20 niños, jóvenes y adultos que concurren a diario y que, con esperanza, ya se preparan para retornar porque la buena noticia llegó y el lunes, finalmente, sus puertas serán reabiertas.
"Ya estaba todo en cajas listo para irnos. Buscábamos otro inmueble, pero por ahora el taller va a seguir funcionando en el mismo lugar", dijo Clara Piotrkowsky, quien colabora con la institución desde que se formó.
El taller depende de la Asociación Integrando Esfuerzos, con personería jurídica 267, y está a cargo del docente Osores, quien viene trabajando por la inclusión de los chicos y mayores especiales para que aprendan un oficio y puedan tener un futuro mejor.
Concurren en forma permanente 20 niños, jóvenes y adultos de ambos sexos, mientras que otros se suman solamente algunos días a esta gran familia de artesanos entusiastas.
Tienen distintas patologías como síndrome de Down, hipoacusia, problemas de motricidad y mentales leves, entre otras.
"La verdad es que nos está costando mucho mantener en funcionamiento nuestro taller. Por eso estamos llevando adelante una campaña de socios y una rifa para recaudar fondos", dijo Osores.

Lo que producen

Los chicos trabajan el cuero con el que fabrican monturas, portatermos, banquetas, banquillos y cintos. En madera hacen estructuras de monturas criollas, soportes para las banquetas, hebillas para cintos y diferentes tipos de cajas. También elaboran distintos tipos de bijouterie como pulseras y aros. Además, hacen repujado de metal y otras actividades como dibujo y pintura y capacitaciones variadas.
El taller tiene un convenio con el Ejecutivo de la Provincia para el pago de $7.200 de alquiler por mes. Pero las vueltas administrativas y los problemas económicos vienen provocando demoras que pusieron en una delicada situación a la institución. Además, el contrato de alquiler del inmueble que ocupan se les venció en mayo.
El taller fue creado en agosto de 2008. Antes se encontraba en la avenida 20 de Febrero 124, en un inmueble prestado, pero luego se trasladó a la avenida Mitre 165, a un antiguo edificio donde funcionaban los talleres en los distintos espacios.
"Lo que se necesita es un edificio propio porque los chicos no pueden estar de un lado al otro. Desde hace años hay problemas para el pago del alquiler y la compra de insumos. Por eso hay una campaña de socios, a la que invitamos a sumarse a toda la comunidad", invitó Piotrkowsky.

Un local para vender los productos

El grupo de jóvenes especiales tendrá su propio local en el que ofrecerán las artesanías que fabrican. El emprendimiento estará ubicado en el acceso sur de Metán, a la vera de la
ruta nacional 9/34, donde se encuentra una estación de servicio que es muy concurrida por viajeros y metanenses y facilita las ventas. El terreno y la energía eléctrica fueron cedidos, en forma gratuita, por el diputado Daniel Dauria, propietario del lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora