Cada vez son más los jóvenes que consumen tereré en la Argentina y el noroeste es la región con más fanáticos. Entre los motivos de su elección, muchos destacan que se trata de una bebida refrescante y saludable, especialmente durante los meses cálidos.
Una encuesta realizada por TNS para Establecimiento Las Marías reveló que uno de cada dos argentinos entre 18 y 34 años, también conocidos como millennials o generación Y, consume esta bebida durante el verano.
En cuanto a su preparación, el jugo en polvo de naranja es la combinación más elegida. Los encuestados señalaron que las virtudes de la yerba mate y el bajo contenido de azúcar de los jugos en polvo la convierten en la alternativa saludable de esta temporada.
Al igual que el mate, el tereré posee propiedades hidratantes y los jóvenes la consideran una de las opciones más convenientes para refrescarse y porque es ideal para compartir.
En el país, el 40 por ciento de los argentinos toma tereré y la mitad lo disfruta todos los días durante los meses cálidos.
El consumo sigue creciendo: tres de cada 10 de las personas encuestadas admitió que toma más seguido esta bebida.
Con respecto a la preparación de la bebida, el 37 por ciento de los encuestados manifestó que el jugo en polvo sigue siendo la combinación preferida para prepararlo.
En tanto, el 30 por ciento manifestó su preferencia por el agua fresca para prepararlo, mientras que el siete por ciento se inclinó por las aguas saborizadas.
Cómo preparar un buen tereré
En primer lugar, se debe colocar la yerba en el mate o vaso, tapar la boca y sacudirlo para que se mezclen los distintos componentes, así el polvo no queda abajo y no se tapa la bombilla.
Luego, preparar el jugo en polvo en una jarra o termo con mucho hielo.
A continuación, vendrá la primera cebada: cebarlo generosamente, sobrepasando dos o tres centímetros a la yerba.
Después dejar reposar un tiempo para asegurarse de que toda la yerba llegue a mojarse.
Luego, introducir la bombilla hasta abajo, ubicándola sobre la pared del mate y agregar un par de cubos de hielo.
Por último, cebarlo con cebadas mucho más largas que el mate tradicional, siempre superando el nivel de la yerba.
Fuente: NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora