El yihadista dispara su AK 47 a quemarropa y los vidrios del bar parisino estallan. La gente se refugia horrorizada en interior, se arrastra por el suelo y se oculta bajo las mesas, corre con desesperación.
En el 0.40 del video de la cámara de seguridad muestra al terrorista calmo, que avanza hacia la puerta. Levanta entonces su fusil, apunta hacia el suelo y gatilla. La bala no sale y, resignado, se aleja del lugar.
La escena alcanza todo su dramatismo cuando una mujer se pone de pie en el sitio del disparo fallido. Acaba de salvarse de una ejecución salvaje, sólo por azar.
El video ha sido difundido por el diario británico Daily Mail, que no revelado el nombre del lugar por razones de seguridad. Pero ha aclarado que el terrorista que aparece es Salah Abdeslam, el único yihadista que no murió en los ataques y al que las fuerzas de seguridad europeas buscan desde entonces.
Salah Abdeslam pasa sonriendo delante del bar parisino que atacará 24 horas después
Minutos después de la huida de Abdelsam, las imágenes tomadas por otra cámara muestran cómo un responsable del negocio vuelve al piso principal y pide a todas las personas del restaurante que se dirijan a la planta baja, mientras realiza una llamada de teléfono.
El día que el terrorista pasó por el mismo bar sonriente
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora