El tren interurbano de pasajeros, que cubre el trayecto Güemes - Salta capital, se convirtió en el medio más solicitado por los vecinos del Valle de Sianca. Pero, pese a ello, no logra satisfacer la enorme demanda de los habitantes de Güemes, Campo Santo y El Bordo.
El tren cuenta con una formación de solo dos vagones y una capacidad de 120 pasajeros, si se toman en cuenta aquellos que viajan parados.
El costo del pasaje justifica tal demanda: el boleto cuesta $7, mientras que el pasaje en colectivo $50 y un viaje en remise compartido $60.
La demanda es tal que los pasajes se venden con un día de anticipación. Solo hay una frecuencia a la mañana con destino a Salta (sale 6.30 y regresa a las 14) y otra por la tarde (sale 15 y regresa a las 21).
Promesas incumplidas
Vecinos y autoridades del departamento solicitan a legisladores provinciales y nacionales que gestionen la llegada de más vagones ante Nación.
El servicio fue implementado en 2012, a cargo de la Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse), y desde entonces Nación prometió en reiteradas ocasiones el envío de más formaciones y el aumento de las frecuencias.
Pero nada de ello ocurrió hasta el momento. Incluso, fuentes consultadas señalaron que, pese a los reiterados pedidos, Güemes siempre perdió la pulseada ante Chaco, adonde se destinaron formaciones ferroviarias 0 km.
Hoy el sistema de transporte de pasajeros está en crisis y, si bien la Nación tiene la intención de provincializar el tren interurbano, el proyecto se encuentra actualmente paralizado.
"El tren es muy necesario para los vecinos del departamento. Pero así como está no representa ninguna solución a la problemática del transporte", expresó Raúl Martínez, intendente de El Bordo.
La respuesta
Marcelo Lazarte, director de Asuntos Ferroviarios de Salta, señaló, en declaraciones a El Tribuno, que las formaciones ya fueron solicitadas a la Nación. "La Sofse debe decidir enviarlas. Se estaban fabricando dos triplas (tres vagones) para Güemes, pero no sabemos en qué estado quedó dicha gestión", afirmó.
"En Chaco también faltan formaciones. Allí enviaron tres duplas 0 km, pero no fueron homologadas por la Comisión Nacional de Transporte (CNT) por lo que no pueden usarlas. Chaco tiene sus vías en muy mal estado".
Problemas técnicos
A la falta de pasajes y de capacidad, se le suman los problemas técnicos que viene registrando la formación en los últimos tiempos.
Sin ir más lejos, el pasado martes, alrededor de 15 personas quedaron varadas en la estación de trenes de la ciudad de Salta.
Antes de partir a Güemes, se les informó a los pasajeros que esperaban en la plataforma que la formación no iba a emprender el regreso debido al mal funcionamiento de los frenos.
Se les devolvió el importe del boleto abonado y se les pidió que abandonaran la estación. Al principio hubo cierta incredulidad entre los pasajeros y algunos pensaron que los directivos de la Sofse les brindarían alguna solución.
"No ocurrió nada y nos quedamos a la intemperie, bajo una persistente llovizna, con 4 grados de temperatura y sin recursos económicos para emprender el viaje de regreso", señaló una de las usuarias consultadas.
El nivel de desesperación de algunas familias fue creciendo a medida que pasaba el tiempo, algunos se fueron en busca de un remise compartido o un colectivo de línea regular, pero para otros esto no era una opción por la diferencia en el precio del pasaje.
Una madre que se encontraba con sus dos hijos tenía que gastar en remise $180 hasta Güemes y de allí $45 hasta El Bordo, en total $225, mientras que en tren solo necesitaba $21.
El intendente de El Bordo, Raúl Martínez, se hizo presente en la estación y trasladó a algunos de los pasajeros en su camioneta particular.
Pero, debido a la cantidad de personas que iban a quedar varadas en Salta, decidió gestionar una solución ante los encargados del tren, quienes finalmente pusieron a disposición camionetas para enviar a los pasajeros de regreso a sus hogares.
"Me ofrecí a traer a algunas personas, pero eran demasiadas. La única opción era pagarles el pasaje en colectivo o remise, pero pudimos hacer presión hasta que los responsables pusieron camionetas para realizar el traslado", contó a El Tribuno el intendente Raúl Martínez.
Los imprevistos propios de cada jornada forman un capítulo aparte. Ayer, debido a un escape de gas que se registró en horas de la mañana en el barrio Mosconi, en Salta capital, el tren debió suspender sus frecuencias como medida preventiva para asegurar la integridad de los usuarios.
Una formación remodelada
Cabe recordar que el 6 de febrero pasado, el tren sufrió un descarrilamiento que lo dejó fuera de servicio durante dos meses, luego de colisionar con una unidad de transporte urbano de pasajeros mientras regresaba a Güemes.
La formación afectada fue reemplazada por otra proveniente de la provincia de Chaco, que se encontraba en regulares condiciones, por lo que se debió reacondicionar su mecánica y su estructura general.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora