Por primera vez, el Tren a las Nubes operará durante los meses de verano y ofrecerá dos frecuencia semanales; los martes y sábados, durante enero, febrero y marzo, temporada en la que se mantendrán los precios vigentes del 2016.
El gobernador Juan Manuel Urtubey se reunió con el ministro de Cultura y Turismo Mariano Ovejero y el presidente del Tren a la Nubes Diego Valdecantos, donde se informó que el icónico tren operará durante todo el año, a partir de la incorporación de la temporada de verano.
Urtubey felicitó al equipo del Tren a las Nubes por el trabajo que viene desarrollando en pos de brindarle a los salteños y turistas un servicio de excelencia e instó a seguir trabajando de esta forma para consolidar este atractivo turístico en Argentina y el mundo.
El ministro Ovejero hizo hincapié en los resultados positivos que se dieron en las distintas comunidades y localidades tales como El Alfarcito, Santa Rosa de Tastil y San Antonio de los Cobres por las que transita la excursión del tren, generando empleos directos y la incorporación de prestadores locales a la oferta turística del Corredor de la Puna.
"Con la propuesta que brinda el Tren a las Nubes, los turistas puedan tomar contacto con nuestra gente y conocer su cultura, siendo uno de los puntos que destacan nuestros pasajeros durante la excursión", dijo Valdecantos al tiempo que anunció además que el atractivo se sumó a Destino Argentina, una prestigiosa organización que reúne a más de 170 empresas destacadas del país con el objetivo de posicionar a la Argentina entre los destinos Premium más elegidos del mundo.
El recorrido
El circuito del Tren a las Nubes inicia en la ciudad de Salta, con salida en vehículo, pasando por las localidades Campo Quijano y Gobernador Solá hasta llegar a El Alfarcito. En este paraje funciona un centro operativo de la Fundación Alfarcito, cuyo trabajo incluye a 25 comunidades de la zona. En el lugar funciona un colegio albergue de montaña con orientación en turismo, al que asisten más de 150 alumnos.
El trayecto continúa por la Quebrada de las Cuevas y después por la llanura de Muñano hasta llegar a San Antonio de los Cobres. En la localidad cabecera del departamento Los Andes, el contingente se embarca al Tren a las Nubes para llegar al viaducto La Polvorilla, a 4.200 metros sobre el nivel del mar. Luego, los visitantes regresan a la ciudad de Salta en ómnibus desde San Antonio de los Cobres.
Durante el regreso se realiza una última parada en Santa Rosa de Tastil, área de influencia del Qhapaq Ñan en la Provincia de Salta y centro administrativo de la Quebrada del Toro. Allí los pasajeros disfrutan del Museo de Sitio, y pueden adquirir artesanías y productos locales en el Centro de Artesanos de la comunidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 14 días

Cuando las superficies metálica de TODOS los puentes, incluyendo la del Viaducto, sean tratadas y protegidas convenientemente , mediante pulidos con lijas, cepillos o efectivos procedimientos de arenado o granallado y pintado con anticorrosivos, los salteños estaremos un poco más tranquilos, al igual que el Ingeniero Maury, en su tumba.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 15 días

Por supuesto que esta parodia de "tren a las nubes" puede circular año redondo, si lo que imponía el corte de verano, eran las lluvias, que no existen a cuatro mil metros de altura. Sería bueno, por otro lado, que no se haga de la necesidad una virtud y se trate de mostrar las bondades del contacto con la gente lugareña, porque lo que los turistas buscaban era la obra maestra de ingeniería ferroviaria llamada "Ramal C 14", que cada día desaparece un poquito más.

Horacio Dagum
Horacio Dagum · Hace 15 días

No funciona por primera vez en verano, ya lo hizo en 2003 y 2004 con el "Tren del Sol" que llegaba hasta Cachiñal. Pero el pasaje se pagaba y se brindaba en tren no en ómnibus....... imagínense el desconcierto de los turistas de hoy, que se compran el pasaje al "Tren a las Nubes" pero los suben 180 km en ómnibus (sin ver ni vivir la mayor parte de las obras de arte ferroviarias del trazado) y al final, sólo hacen 20 km en tren. Pongámonos serios y arreglen el C14 de una vez.


Se está leyendo ahora