La víspera de los festejos de los 200 años de la Independencia encontró a algunos salteños viviendo sus vidas cotidianas y a otros con la posibilidad de llegarse hasta la plaza 9 de Julio. Para no dejar de acompañar, El Tribuno junto a un grupo de promotores quiso estar con todos. Es por eso que durante las horas previas a los festejos, un equipo de este medio se acercó al Hospital Materno Infantil, estaciones de servicio, Central de Bomberos, la terminal de colectivos, el hospital San Bernardo y la Central de la Policía. Todos espacios donde, sin importar feriado, se sigue haciendo patria: luchando, trabajando y apoyando al país.
A la medianoche, el encuentro de todos fue en la plaza 9 de Julio y allí, Agustín Jorge, miembro de Gauchos de Acero, y Lucía Cornejo se caracterizaron de Manuel Belgrano y su dama para recorrer la plaza y servir chocolate a los presentes. Junto a ellos, una pareja de promotoras de El Tribuno entregó el suplemento especial El sueño de una Nación.
Para Agustín, la propuesta de caracterizarse de Manuel Belgrano fue emocionante. "En un primer momento tuve un poco de miedo, pero como me gusta jugarme me animé. Cuando me vestía recordé los actos de la escuela", relató el salteño.
El integrante de los Gauchos de Acero cursó la primaria en la escuela Juan Bautista Alberdi y ayer se tomó el trabajo de averiguar sobre el traje que lució en su recorrido junto al diario. "Este modelo era usado por un militar paraguayo que se llamaba Juan Caballero, pero Belgrano también prefería este modelo", afirmó. Para Lucía, vestirse de dama antigua fue volver a la adolescencia, que en su caso no está lejos. "Me hicieron la propuesta y me interesó porque además así soy parte activa de los festejos de los 200 años", afirmó.
En la plaza, Viviana Gómez, de 63 años, no dudó en hacer la fila para recibir su taza de chocolate y el ejemplar del suplemento. "Vine temprano y no me voy hasta que la fiesta termine", contó.
A unos metros, Analía, junto a su hijo y su hermana Juana estuvieron esperando el inicio del 9 de julio desde las 6 de la tarde. "Mañana volveremos para disfrutar de los recitales", aseguró Analía.
Minutos antes de llegar a la plaza, los representantes de El Tribuno se acercaron a la guardia del Hospital Materno Infantil. Allí estuvieron junto a los padres que esperaban en los pasillos, con los enfermeros, con el personal de mantenimiento y los efectivos de seguridad. A su paso entregaron escarapelas, el suplementos especial del diario y un vaso de chocolate.
Cuando el Himno sonó y las campañas de los monumentos históricos repicaron junto a la tradicional sirena de El Tribuno, la fiesta grande dio inicio. Con rostros iluminados y caras relajadas, los festejos en la plaza de desarrollaron con tranquilidad. En otros puntos de la ciudad, la rutina laboral no se detuvo, como así tampoco los representantes del diario que repusieron chocolate en sus termos y siguieron acompañando a los salteños.

El Bicentenario, trabajando

Salteños cumplían sus tareas laborales en los primeros momentos del 9 de julio.

ramon cruz.jpg

Ramón Cruz 46 años Técnico
“Que en estos 200 años de la Patria maduremos más como sociedad y nos ayude a ser más unidos, para que pensemos en los que menos tienen y no en los que siempre se llevan todos los logros. Esperemos que podamos unirnos para poder salir adelante”.
hugo veron.jpg

Hugo Verón 36 Mantenimiento
“Creo que debemos cambiar nuestra cultura. Muchos se quejan en vez de trabajar. Tenemos que trabajar para salir adelante porque haciendo piquetes y cortando rutas lo único que logramos es perjudicarnos nosotros mismos. Creo que juntos podemos salir”.
Daniela Vera 30 Residente
daniel vera.jpg

“Espero que tengamos más paz, tranquilidad, trabajo, educación y respeto. Todavía no logramos esto porque la economía nos sigue afectando demasiado y no podemos tener un país en paz, de esta manera. Ojalá logremos alcanzar el país que sueño”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora