Conocer el pueblo histórico de Villa El Naranjo, recorrer las yungas o visitar un templo hindú único en Argentina son las propuestas cada vez más elegidas en esta temporada en la localidad de Rosario de la Frontera, un destino destacado históricamente por sus aguas termales.
Hoy el turismo alternativo se ha convertido en un polo de desarrollo que busca consolidarse en el sur de la provincia, por ser un mercado en pleno crecimiento en Salta.
El máximo referente en Rosario de la Frontera es David Bernacki, operador y prestador de turismo alternativo y responsable de la experiencia denominada La Cara Oculta de Salta, dedicada al turismo aventura.
Bernacki organizó una serie de conferencias y exposiciones que se llevarán adelante en el Museo Provincial de Bellas Artes Quinquela Martín.
Allí fue inaugurada gran muestra fotográfica de los numerosos circuitos turísticos que tiene la provincia de Salta y en especial el sur, como El Camino del Inca, El Mandarino, El Sunchal, Nuboselvas, La Vaquería y El Naranjo.
El objetivo es promocionar las bellezas de la región y dar a conocer a los mismos rosarinos las posibilidades de desarrollar el turismo alternativo.
"El sur de la provincia es una región desconocida y poco o nada promocionada. A través de la muestra intentamos mostrar los numerosos circuitos y actividades que realizamos con visitantes nacionales y extranjeros y los beneficios que la actividad trae a la sociedad", manifestó a El Tribuno David Bernacki.
En cuanto a los beneficios del turismo alternativo, Bernacki explicó que el turismo alternativo es una opción de desarrollo socioeconómico regional que, al requerir una baja inversión y tener una rápida recuperación, permite revalorar la cultura y etnografía, integra a las comunidades locales y explotar los recursos existentes en un emprendimiento sostenible.
Dante Barnacki OPERADOR TURÍSTICO "Rosario de la Frontera cuenta con muchos lugares desconocidos con poca o ninguna promoción".
"Se beneficia directa e indirectamente al propio sector turístico, a la región, al medio ambiente, a la economía y al ámbito social por aprovechar al máximo los recursos humanos, culturales, financieros, naturales, existentes. Es generador de empleo, incrementando la captación de divisas y evitando la transferencia de valor al exterior".
Silvana Ordóñez, vocal de la Cámara de Turismo local, comentó que en Rosario de la Frontera también se puede conocer el único templo hindú de la religión sikh del país, levantado allí porque residen descendientes de inmigrantes de la India que se radicaron en la década del cuarenta.
Esta comunidad hindú es una de las más importantes de Argentina y mantiene vigentes sus costumbres.
El Camino del Inca
Uno de los circuitos más interesantes de Rosario de la Frontera es el Camino del Inca, que recorre el antiguo camino serpenteando en medio de la selva de yungas, con atractivos cruces de ríos y arroyos.
Durante el recorrido sobresalen la casa natal de la famosa escultora y artista salteña Lola Mora y distintos caseríos que se levantan en medio de la nuboselva y de los pastizales de altura.
También se visita la pintoresca localidad de El Jardín, donde sobresalen especialmente la cultura y las tradiciones de los distintos fortines gauchos de la región, una marca registrada del sur de la provincia de Salta.

El Naranjo, un lugar de historia y cultura
Se trata de un pueblo colonial ubicado a 18 km de la Ciudad Termal. Juan José Giardina, presidente de la Cámara de Turismo de Rosario de la Frontera, destacó que en el municipio hay una amplia oferta de turismo de aventura.
"Rosario de la Frontera es una de las localidades con mayor cantidad de guías preparados para acompañar diferentes experiencias. Eso se suma al atractivo de las aguas termales", señaló Giardina.
Una de ellas es Villa El Naranjo, un pueblo colonial a 18 km de la Ciudad Termal donde es posible realizar avistaje de aves.
Allí se levantó una comunidad jesuita y existe una capilla de 1617, donde se preserva un Cristo articulado tallado por aborígenes que poblaron el lugar.
Para conectarse con la naturaleza, otra posibilidad es visitar las yungas. En la zona se hacen cabalgatas y recorridos en bicicleta.
Actualmente es uno de los puntos más visitados por los turistas.
La ruta 158, que nace en la Ciudad Termal y finaliza en la localidad, es atravesada por ríos, fincas y una frondosa vegetación.
Todos los 24 de septiembre una cantidad importante de peregrinos, en especial fortines gauchos, utilizan el camino para participar de las fiestas patronales en honor a la Virgen Nuestra Señora de la Merced.
Otro de los atractivos es el Club del Dique, donde hay un camping y un espejo de agua donde pescar, además de conocer la variada flora y fauna del lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora