Cuando concluya 2016 probablemente sean más de 45 mil los chinos que incluyeron a la Argentina en su programa de viaje turístico por la "exótica" América Latina, lo que significaría una mejora de entre el 20 y el 30 por ciento con relación a 2015.
La tendencia es clara: cada vez son más los turistas chinos que vuelan 20.000 kilómetros desde su tierra natal para visitar la Argentina, deseosos de conocer en especial Buenos Aires, las cataratas del Iguazú, la Patagonia, el glaciar Perito Moreno y llegar incluso hasta el "fin del mundo", en Ushuaia, entre otros destinos.
Los chinos en Argentina también disfrutan recorriendo las calles porteñas, asistiendo a shows de tango, saboreando un malbec argentino y degustando los platos típicos criollos, con el asado a la cabeza, aunque es común verlos en los hoteles en donde se hospedan, de cuatro y cinco estrellas por lo general, preguntando a los pocos días de haber llegado por el "restaurante chino" más cercano...
Se mueven en grupos, una particularidad que les permite obtener descuentos en los lujosos establecimientos donde se alojan, y como inadvertidos no suelen pasar, apenas llegan a la Argentina como parte de un programa turístico que probablemente incluya a Brasil y a Cuba en América Latina, reciben consejos de seguridad tendientes a evitar que su estadía en el país se transforme en un recuerdo ingrato.
Otra singularidad que tienen: le suelen escapar al sol y a las playas -sí, por más que viajen a Brasil y a Cuba-, dado que el concepto de belleza en China está relacionado con exhibir un cutis lo más pálido posible: incluso las mujeres utilizan cremas para blanquearse más y más la cara.
En 2014 ingresaron 30.000 chinos para desarrollar aquí actividades turísticas, sobre todo. Y el año pasado ese flujo se incrementó un 20 por ciento (alrededor de 36.000 personas en total), gracias a tareas de promoción efectuadas en aquella nación en busca de atraer visitantes y a que se suavizaron los requisitos para que ciudadanos de ese país obtengan su visa argentina.
Para 2017 será el mercado emisor más grande del planeta, por encima de Alemania. De momento, los chinos prefieren China, Asia en general y Estados Unidos, pero Argentina está dentro de los 25 países que más crecerán para este mercado emisor, hasta 2017.
Hong Kong (con 15 millones de turistas chinos) y Macao (con casi ocho millones) son los destinos preferidos por los turistas procedentes de China: proximidad geográfica, accesibilidad económica y cero barreras lingísticas son factores determinantes, aparte del gusto de los turistas chinos por las compras y el juego que ahí pueden hacer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora