Así como el cambio climático puede modificar los destinos turísticos y todas las actividades asociadas, este creciente rubro económico que genera el 9 por ciento del PIB mundial puede transformarse en una estratégica fuerza para mitigar la amenaza ambiental de escala global.
Este fue uno de los mensajes principales de la 5ª Conferencia Internacional de Turismo Sostenible "Planeta, Personas, Paz P3" con sede en San José, Costa Rica, organizada semanas atrás por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).
"El turismo contribuye con el 5% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), pero puede llegar al 12,5%", indicó Leloir Lenin Corrales, especialista en Biología de la Conservación y Cambio Climático de la Universidad Nacional de Costa Rica. Este tipo de gases provienen, entre otras fuentes, de la aviación, del transporte terrestre, de los cruceros, del alojamiento y de actividades individuales de los turistas.
El cambio climático no es un evento del futuro remoto. Ya está impactando en la formulación de decisiones en el sector turístico, indicó Gustavo Olveyra, del Ministerio de Turismo de Uruguay. Diego González, presidente de la junta directiva de Canaeco, señaló en tanto que con una gestión sustentable el turismo se convierte "en un instrumento noble de distribución de riqueza, de protección de la biodiversidad y de fortalecimiento de las culturas. ¿Se hace lo suficiente? No, pero cada vez se está haciendo más, no menos. Es importante superar el derrotismo", añadió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora