La Sociedad Rural Salteña opina que es imprescindible la revisión del ordenamiento territorial y que se agilicen los permisos para habilitar nuevas tierras.
Los ganaderos, por lo general, no acostumbran a formular pronunciamientos sonoros, pero esta vez el presidente de la Rural, Ignacio Lupión, afirmó que la reciente ley provincial de fomento ganadero "no fomenta nada".
Si se analizan las condiciones elementales para la actividad ganadera, el primer factor que se requiere es la combinación de políticas con vocación productiva con las condiciones naturales y el acceso a los mercados.
El reproche de Lupión -que podría haberse producido apenas se conoció el borrador del proyecto- señala que "la ley se centra en ejes que nada tienen que ver con la urgencia de fomentar la ganadería, donde se necesita trabajo para salir de la pobreza".
El campo, en nuestro país y en nuestra provincia, no necesita limosnas (denominadas subsidios) sino condiciones objetivas, tales como el acceso a la tierra y al agua, el crédito y la infraestructura de transporte. Producir un novillo requiere tres años y medio de trabajo antes de venderlo; sin seguridad jurídica, nadie va a correr el riesgo.
"Lo más importante es la revisión del ordenamiento territorial" afirmó Lupión.
Dos meses atrás, en la Exposición Rural, Juan Manuel Urtubey había prometido "avanzar en las áreas de la producción que requieren una mayor la atención", y prometió "la revisión del ordenamiento territorial" para octubre, mes que concluyó hace dos días, a fin de "incorporar mayor cantidad de hectáreas al sector productivo, de manera sustentable".
El gobernador también se refirió al "manejo de bosques con ganadería integrada", pero este es un proyecto al que los propios funcionarios salteños consideran económicamente inconsistente.
De todos modos, no hubo noticias. "Con permisos de desmonte sustentable, bien regulados para preservar la flora, y con la habilitación de nuevas tierras, desarrollo y tecnología, en el Departamento Rivadavia en vez de una vaca cada 30 hectáreas podría haber una cada dos o tres, es decir 10 veces más por lo menos" añadió Lupión.
El expresidente de Federsal, Carlos Segón, sostiene que la ganadería debe ser el motor del desarrollo económico salteño. En su mirada, el actual ordenamiento territorial es una prueba de "desconocimiento técnico, abandono por parte del Estado y mal asesoramiento ambiental".
Perspectivas urgentes
"La demanda de alimentos en el mundo obliga a salir a buscar las oportunidades", es el consejo del presidente dela SRA, Miguel Etchevehere.
La Argentina se propone recuperar el liderazgo en el mercado de la carne, que perdió en los últimos doce años.
Salta, con 5.300.000 hectáreas desaprovechadas debe asumir un rol estratégico. En primer lugar, debe desarrollar pasturas, ya que dispone de la superficie y se trata de un sistema más eficiente y competitivo que el feed lot.
Para eso es imperioso pintar de verde el área amarilla.
Además, la estrategia debe ser concebida en función de la incorporación de valor agregado en el espacio de producción y de la exportación de cortes a los diversos mercados.
El Plan Belgrano propone fuerte impulso al desarrollo social, productivo y de infraestructura en el NOA y el NEA. Tiene una pata ganadera, que requiere mejor stock, pastura, excelencia sanitaria, frigoríficos y mataderos.
Con el actual ordenamiento la ecuación no cierra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 1 mes

¡¡ pobre vaca, tiene tanta hambre que se quiere comer una piedra!!


Se está leyendo ahora