La Cámara de Diputados aprobó hoy un proyecto de ley que autoriza al Estado a importar y distribuir el aceite de cannabis para tratar determinadas enfermedades, pero sin permitir el monocultivo como solicitan organizaciones de familiares que padecen epilepsia refractaria y desde la bancada kirchnerista. La iniciativa tuvo 221 votos a favor y una sola abstención.
El aceite de cannabis se podrá utilizar para tratar distintas patologías como epilepsia refractaria, dolores crónicos, fibromialgías (que produce dolores musculoesqueléticos crónicos generalizados), etc.
El dictamen de mayoría, impulsado por el oficialismo, un sector del massismo y del bloque justicialista, establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.
También dispone que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) permitirá la importación de aceite de cannabis cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente y su provisión será gratuita.
Además dispone que el Ministerio de Salud como autoridad de aplicación deberá realizar las acciones para garantizar el aprovisionamiento de los insumos necesarios a fin de efectuar los estudios científicos y médicos de la planta de cannabis con fines medicinales.
El proyecto crea también el registro nacional voluntario de pacientes y familiares de pacientes que, presentando las patologías incluidas en la reglamentación, sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados de la planta de cannabis, con el resguardo de protección de confidencialidad de los pacientes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora