*

Sin dudas que lo de Lázaro Báez duele, molesta y preocupa por la impunidad que se manejó, pero ahora salió a la luz el increíble patrimonio de un comisario de la bonaerense. Néstor Martín fue miembro hasta octubre de la cúpula policial bonaerense, cuando renunció tras haber sido denunciado por enriquecimiento ilícito. Ahora investigan si tiene más de un helicóptero, caballos de carrera y acciones de futbolistas.
Lázaro Báez llegó como un modesto empleado a la lejana Santa Cruz y a partir de su afinidad con Néstor Kirchner acumuló una cuantiosa fortuna que nadie se explica, a no ser de la "zona liberada" que tuvo para concretar sus sospechosos negocios.
Martín, un profesional de carrera, llegó a un área estratégica del escalafón jerárquico para incrementar su patrimonio de manera más que sospechosa. Un dictamen reciente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) complicaría la situación procesal de Néstor Martín, el comisario más rico de la Policía Bonaerense. Según este informe, el exjefe de la Superintendencia de Coordinación Operativa, que está siendo investigado por "enriquecimiento ilícito", es el dueño de 101 propiedades. Martín estaba a cargo de un área muy sensible: la que administra y ejecuta las horas extras (Cores) y adicionales (Polad) de la Policía provincial.
Si bien hacía varios años que cumplía esa tarea, recién en la gestión de Alejandro Granados fue ascendido a comisario general y de esa manera pasó a formar parte de la selecta cúpula policial. Cristian Ritondo, actual ministro de Seguridad bonaerense, lo ratificó en su cargo en diciembre pasado cuando designó a Pablo Bressi como nuevo jefe de la fuerza.
Báez, sigue preso. Martín, -por el momento- continúa libre, mientras la Justicia empezó a recolectar pruebas que podrían comprometer su próspero y obligado exilio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...