Los salteños amanecieron con un aguacero que produjo el desborde de calles de los diferentes barrios de la ciudad.
En el caso del macrocentro, en las intersecciones de calles como Caseros, España, Belgrano, Jujuy, San Juan entre otras se transformaron en verdaderas lagunas que el devenir de los vehículos en muchos casos produjo el ingreso de agua en las viviendas.
Pero a pesar de lo espectacular de la lluvia, y del fresquito que se está viviendo, las temperaturas altas continuarán.
"Estas se tratan de áreas de tormentas locales que no cambiarán la temperatura de los próximos días", dijo el meteorólogo Ignacio Nieva quien aclaró que el verano seguirá como hasta ahora: altas temperaturas, mucha humedad y con fuertes tormentas que retroalimentan el sistema.

El verano que nos espera
"Durante todo el verano vamos a vivir estos descensos temporarios de temperaturas para luego volver a elevarse. Por lo tanto vamos a estar en un sauna, porque a las térmicas muy altas hay que sumarles la elevada humedad. Al ser las mínimas tan altas, van a rondar los 20 grados, los salteños no vamos a poder descansar", agregó Nieva.
"Estamos viviendo uno de los cuatro fenómeno del Niño más crítico de los últimos 60 años y esto tiene que ver con el calentamiento del Océano Pacífico que está 2,5 grados por arriba de su temperatura normal y esto es muchísimo para un océano y ya estamos viendo sus consecuencias en las inundaciones que están afectando al Litoral de Argentina, Paraguay y Brasil", concluyó.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora