Hay distintas maneras de llamar la atención y buscar generar conciencia. En el caso de Sandy Hook Promise, una organización que busca prevenir la violencia armada en escuelas de Estados Unidos, la opción elegida no apela al impacto de las imágenes explícitas o al morbo.

Embed
En un corto de apenas dos minutos y veinte segundos, cuentan una historia que tiene como protagonista a Evan, un estudiante de secundaria. Ese relato, que en apariencia no guarda relación con la temática, sirve para alertar sobre la violencia armada en las instituciones. Contar mucho más sobre la historia sería develarla.
Sandy Hook Promise es una entidad que nuclea a familiares de las víctimas de la matanza en la escuela Sandy Hook de Connecticut.
"Quisimos crear un impacto visual para mostrar que la violencia armada se puede prevenir si sabes leer las señales. Mucha gente ignora que hay rastros específicos que las personas pueden ir dejando y que indican un acto de violencia inminente", aseguró Nicole Hockley, cofundadora de la entidad. Su hijo Dylan murió en la masacre que ocurrió en esa escuela.
"Queremos que este video despierte esperanza en aquellos que lo vean, para mostrarles que no estamos indefensos ante la violencia armada y que todos podemos hacer algo al prevenirla", dijo la mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora