"El Vuelo", la última película de Denzel Washington

01-02-2013 - El actor recrea la historia real de Robert Piche, quien en el año 2001 se convirtió en un héroe al salvar la vida de 306 pasajeros.

Tras un aterrizaje de emergencia que permitió salvar de morir a un centenar de pasajeros el capitán del avión, Whip Whitaker (interpretado por Denzel Washington), es agasajado como un héroe nacional.
 

Sin embargo, cuando las autoridades investigan las causas de la avería se descubre que, probablemente, fue Whitaker quien en realidad puso en peligro la vida de los pasajeros por su alcoholismo.
 

Con esta trama próximamente, aterrizará en los cines la película “El vuelo” (“Flight”), en la que Washington recrea la historia real del capitán Robert Piche, que en el año 2001 se convirtió en un héroe al salvar la vida de 306 pasajeros.
 

Poco después, un periodista revela su vida privada y sería destituido públicamente con la amenaza de ir a la cárcel con una sentencia de cadena perpetua.
 

Esta cinta realizada en el año pasado, cuyo guión está nominado al Oscar como también Washington -quien opta a la estatuilla por sexta vez en su carrera-, está dirigida por Robert Zemeckis (“Regreso al futuro”, “Forrest Gump” y “Náufrago”), lo que representa su vuelta al cine convencional luego de doce años dedicado a la técnica de captura del movimiento y la animación en cintas, entre ellas “Polar Express” y “Beowulf”. La odisea personal de este personaje es lo que interesó a Washington para aceptar un papel para el que, señaló, se preparó en simuladores de vuelo de la aerolínea Delta Airlines y habló con varios pilotos.
 

"Whitaker no se considera un alcohólico, sino como alguien que, a veces, bebe más de la cuenta. Así que no fui a reuniones de Alcohólicos Anónimos. Más bien, me metí en YouTube, escribí ’borrachos’ en el buscador y me encontré con videos con gente cayéndose. Ojo, porque a lo mejor te encuentras un video en el que sales tú" bromeó Denzel Washington en una entrevista reciente.
 

Más allá de la anécdota, Washington ha reconocido que este ha sido uno de los papeles más complejos de su carrera, además de lo incómodo y poco simpático del personaje.
 

La película costó 31 millones de dólares y tiene escenas complicadas. Una de ellas, cuando el avión da un giro de 180 grados y sus pasajeros quedan al revés. Se modificaron varias aeronaves para recrear el SouthJet original del incidente. Además, los días de rodaje con el avión invertido y los actores permanecieron al revés durante varias veces y en ocasiones hasta ocho horas diarias para tomas de hasta 20 minutos.
 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia