"Hemos implementado una serie de medidas a favor de las pymes con el objetivo de promover la inversión y generar empleo a través de una reducción en la presión fiscal, simplificación administrativa, reducción del estrés financiero y más crédito", señaló el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

El Gobierno nacional lanzó hoy un paquete de medidas impositivas para favorecer a pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores autónomos, en respuesta a los pedidos de los empresarios, que permite un alivio sustancial sobre la posición financiera de este sector que representa el 99% de la cantidad de empresas existentes en el país y el 71% del empleo argentino.

La decisión se corporizó a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que estableció la posibilidad de diferir el pago del IVA a 90 días de emitida la facturación correspondiente a cada operación.

Además elevó los pisos a partir se aplican las retenciones de IVA y Ganancias, medidas todas que fueron recibidas con beneplácito por los empresarios del sector que destacaron que estos beneficios mejorarán su situación financiera.

El beneficio para los contribuyentes por el diferimiento del IVA ronda los $5.000 millones, que automáticamente se traduce en capital de trabajo disponible durante 90 días, estimó la AFIP.

Cabrera destacó que la minimización de los saldos, a favor de IVA y Ganancias, "permitirá bajar el nivel de retenciones, favoreciendo de esta manera a unas 280.000 pymes".

Las decisiones dirigidas a las pymes alcanzan a los responsables inscriptos en IVA -tanto personas físicas como jurídicas- y significan menos retenciones para ese segmento empresario, lo que a su vez "permitirá absorber saldos a favor que pudieran tener originados en esas retenciones", explicó la AFIP en un comunicado.

El paquete de beneficios incluye la simplificación de los mecanismos para obtener el certificado de exclusión de retenciones, ya que las microempresas deberán demostrar como único requisito dos meses consecutivos de saldos a favor de libre disponibilidad.
Para el resto de las pymes se reduce a la mitad el requisito de la proporción de los saldos a favor de libre disponibilidad sobre el promedio de IVA determinado en los últimos 12 meses (antes 20%, ahora 10%).

El presidente de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), Raúl Lamacchia, afirmó a Télam que "es una buena señal del Gobierno hacia las pymes", y subrayó que "el IVA muchas veces el comerciante lo pagaba y no lo había recaudado", porque, explicó, "tenía que pagar por lo devengado a partir de que se hacía la venta y por ahí lo cobraba a los 30 ó 60 días".

"El pago trimestral del IVA soluciona esos problemas", consideró el empresario, quien agregó que "esperamos que esto se vea reflejado también en una reactivación del mercado interno y el consumo, que es lo que estamos necesitando imperiosamente en nuestro sector".

En la misma línea, el presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (Camima), José Luis Ammaturo, remarcó a esta agencia que "significaba una carga enorme para las pymes facturar el IVA e ingresarlo a los 17 días, cuando esa factura se cobraba a los 60, 90 ó 120 días", y afirmó que "es un cambio significativo para nuestras empresas, lo recibimos con mucho beneplácito".

Ammaturo indicó que estos beneficios "permiten a una pyme manejarse mejor financieramente y volcar mayores recursos al capital de trabajo", y distinguió que "hasta ahora en la Argentina los impuestos se facturaban, se ingresaba el 21% de esa factura, monto significativo e importante, y se cobraba recién al mes, a los dos o a los tres meses".

Por su parte, el economista Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres y Asociados, subrayó a Télam que "son buenas medidas que abaratan y dan más espacio a las pymes para financiar el IVA", y explicó que "muchas pymes cobran lo facturado recién a los 30, 60 ó 90 días, y no tienen capacidad de negociación de su capital de trabajo, como una gran empresa que, si no le pagás, no te vende".

También destacó que "elevar el piso a partir del cual se retiene Ganancias es muy importante", porque explicó que "el problema que tiene la pyme es que a veces no tiene ganancia, o es mínima, o es, directamente, el ingreso del dueño".

Spotorno sostuvo que el paquete de medidas "está bien pensando para las pymes, porque ese sector que tiene particularidades como que no pueden manejar mucho capital de trabajo, no pueden decidir cobrar antes, es decir, no vender sin cobrar primero, y donde se mezcla el ingreso del dueño y la ganancia de la empresa".

En tanto, el presidente del Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (Cecreda), Mauro González, sostuvo que las medidas "son un verdadero paso en sentido correcto", porque indicó que "reconocer el esfuerzo que realizan las micro y pequeñas empresas en preservar las fuentes laborales requieren de medidas que faciliten la defensa del trabajo, mejorando su capital, brindando alivio financiero al extender a 90 días el vencimiento del pago de IVA y al elevar los monto para retener impuestos como Ganancias o IVA".

Ademas sostuvo que "estas medidas deben estar acompañadas por el paquete enviado al congreso para el fortalecimiento y desarrollo del sector productivo pyme que garantice un constante crecimiento en la generación de riqueza y creación de más empleo genuino", y afirmó que "estas decisiones deben ser consideradas políticas de Estado ya que son imprescindible para avanzar hacia el objetivo propuesto por este gobierno de alcanzar la pobreza cero".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 6 meses

Muy bien por el gobierno. Ahora debería exigirle a los lerdos en pagar que no puedan descargar el IVA de sus compras hasta que no las hayan pagado.


Se está leyendo ahora