Una Toyota Hilux, dominio JHG-977, permaneció largo tiempo estacionada en un lugar reservado para discapacitados en una playa de un reconocido supermercado salteño. "¿Y las normas para quiénes están?", se pregunta un lector de El Tribuno, quien se comunicó vía WhatsApp para dar cuenta de la situación.
"La camioneta no tenía el símbolo que sirve para individualizar a cualquier vehículo en el que se traslade a una persona con discapacidad. Y el conductor en apariencia era una persona sin ningún tipo de limitaciones, salvo de sentido común y respeto", explicaron a El Tribuno
"Había lugares desocupados, pero este hombre eligió el sector reservado para discapacitados que estaba debidamente señalizado con un cartel. Lo alerté de la falta, pero no le importó y lejos de cambiar de actitud siguió infringiendo las normas destinadas a facilitarle la vida a las personas con discapacidad. Es increíble que estas cosas sucedan", concluyó el lector.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...