*

En declaraciones al diario "Clarín", Carrió realizó un buen balance del año de gobierno y destacó: "Pensé que íbamos a tener problemas en el Parlamento. Y salvo lo de este fin de año, que en término de gobernabilidad es absolutamente menor, la Cámara ha producido y los funcionarios han ido aprendiendo. En todos los gobiernos que yo viví, el primer año siempre ha sido de aprendizaje y en un contexto como en el que recibimos el país, destrozado, vamos paso a paso pero bien".
Agregó que Macri "tiene una gran oportunidad histórica, aunque ya con la necesidad de no cometer más errores. Tengo la certeza interior de que a pesar de las dificultades es un lugar extraordinario para una Argentina competitiva, productiva y republicana".
Al referirse a su futuro político, indicó que "Yo soy una voz escuchada por toda la Nación y una voz en el Parlamento. Pero no sé cuál es mi destino, ni siquiera de mi vida personal. O si tengo o no destino político. O sea... no me interesaban las encuestas antes y no me interesan ahora. Puedo ser candidata o no serlo. Preferiría no serlo. Yo quiero servir a la República. Si es imprescindible van a contar conmigo y si no tendré derecho al descanso.
Mencionó además el decreto presidencial que permite a los familiares de funcionarios ingresar en el blanqueo de capitales.
En ese sentido, dijo que "Me consultaron. El artículo 99 de la Constitución Nacional que responde a la vieja constitución dice que el Ejecutivo tiene la facultad de reglamentar las leyes sin alterar su espíritu. Yo creo que el espíritu no está alterado. ¿Por qué? Porque son familiares antes de que sean funcionarios. La verdadera incompatibilidad es que vos seas funcionario. En todo caso decidirá la Justicia contenciosa administrativa la razonabilidad o no de la reglamentación. Puede haber un exceso reglamentario pero nunca un abuso de poder. No hay delito".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...