Perplejos. Así se quedaron científicos que en Estados Unidos realizaban un trabajo sobre salud reproductiva al descubrir que 1 de cada 200 mujeres encuestadas afirmaba haberse quedado embarazada sin haber mantenido relaciones sexuales. En el estudio, que se realizó de 1995 a 2009, participaron 7.870 mujeres cuyas edades iban de los 15 y a los 28 años. De ellas, el 0,5% declaró haberse embarazado sin que mediara la penetración vaginal ni un tratamiento de inseminación in vitro. El sondeo forma parte de la National Longitudinal Study of Adolescent Health, un estudio para el que se toma una muestra representativa de individuos a los que se sigue desde la secundaria hasta la primera adultez con el fin de dilucidar cómo el entorno social y los comportamientos en la adolescencia están vinculados con la salud y los logros en la adultez. Después de que los resultados se publicaran en el British Medical Journal, investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, también sorprendidos, analizaron los datos más detenidamente, testimonio por testimonio, y encontraron características comunes entre las mujeres que habían declarado ser madres sin haber perdido la virginidad. El 31% de ellas se había autoimpuesto un voto de castidad para llegar casta al matrimonio. Además, el 45% decía que sus padres nunca, o rara vez, les habían hablado sobre sexualidad o anticoncepción.

El interrogante
¿Pero son la represión sexual y la desinformación las únicas maneras de embarazarse sin haber mantenido relaciones sexuales completas?
Según profesionales que conforman el proyecto "Educación de la afectividad y sexualidad humana", adscripto al prestigioso Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra, el embarazo es posible sin que haya penetración en la relación sexual, aunque esto no sea frecuente. Lo primero que tiene que ocurrir para ello es que la mujer se encuentre en el periodo fértil de su ciclo menstrual (preparándose para ovular, ovulando, o hasta 24 horas después de la ovulación). Además, hace falta que los espermatozoides del varón lleguen hasta el óvulo. Para hacerlo factible en los días próximos a la ovulación, el cuello del útero fabrica una secreción mucosa que cuando la mujer es más fértil tiene un aspecto transparente y elástico, parecido a la clara de huevo. Esa segregación sale al exterior a través de la vagina y la mujer puede verla en sus órganos externos (la vulva), por ejemplo cuando se limpia con papel higiénico o se cambia la ropa interior.
La secreción cervical facilita la entrada de los espermatozoides al útero y les proporciona los nutrientes adecuados para que sobrevivan y puedan llegar a fecundar el óvulo. Así, los espermatozoides pueden sobrevivir dentro del cuerpo femenino, si entran en contacto con esta secreción cervical fértil.
En una relación sexual con penetración, el varón eyacula dentro de la vagina de la mujer. Si esta tiene segregación cervical, los espermatozoides pasan rápidamente de la vagina al útero para seguir su recorrido hasta la trompa de Falopio, donde uno de ellos podrá fecundar al óvulo y así producirse el embarazo. Si todavía no ha ocurrido la ovulación, los espermatozoides inclusive podrían quedarse en la secreción cervical, "esperando" a que salga el óvulo. Aunque no haya penetración, el semen del hombre puede entrar en contacto con la vulva y, por lo tanto, también con la secreción cervical que llega hasta los órganos externos de la mujer durante su periodo fértil. Los espermatozoides conseguirían desplazarse por la secreción, entrar en la vagina y seguir su recorrido hasta alcanzar el óvulo. De esta manera, sí es probable que se produzca el embarazo sin que haya penetración en la relación sexual, siempre que los espermatozoides encuentren secreción cervical fértil en la vulva.

Conductas que conllevan un riesgo de embarazo
El Tribuno consultó al Dr. Claudio Torfe (MP N° 3247), especialista en Tocoginecología, ex becario del Hospital Vall D'Hebrón (Barcelona, España) y actual jefe de Emergencia en Adultos del Hospital Público Materno Infantil Salta. Él primero aclaró que la masturbación en pareja también es un tipo de relación sexual. Añadió que sí existe posibilidad de embarazo si el semen se derrama en una zona muy cercana a la vulva y entra en contacto con los fluidos vaginales. Según dijo, la supervivencia del semen con capacidad de fecundar dentro de la vagina va de 5 a 7 días, y si el hombre eyacula en la piel fuera de la vagina es de 2 horas. "Es una cuestión química como responde nuestro organismo. Los espermatozoides llegan al lugar de fecundación en la trompa de Falopio, debido a que tienen receptores de manosa en sus cabezas y encuentran al ovocito, cuya membrana está cubierta de manosa", detalló. Sin embargo, acotó que durante sus años de trabajo en el Hospital Público Materno Infantil -institución que atiende un promedio de 8.000 partos anuales- nunca tuvo la oportunidad de constatar un embarazo logrado sin penetración o con el himen intacto. ¿Puede ocurrir que el himen no se rompa durante la penetración y así existir eso de estar embarazada siendo técnicamente virgen? "El himen es una membrana que recubre el introito vaginal y tiene varias formas, a las que debe su clasificación en semilunar, cribiforme, anular o circular. Pero cuando sucede la penetración se rompe y pierde esas características. La mayoría de las veces se produce un sangrado de variada intensidad y en pocas situaciones no se sangra", dijo, negándolo.

Seguro, sin intercambio de fluidos
Según el Dr. Claudio Torfe, el sexo sin penetración es eficaz para prevenir infecciones de transmisión sexual y reduce en gran medida el riesgo de contraer VIH SIDA, a menos que se intercambien fluidos corporales. Sin embargo, el herpes y el virus del papiloma humano (VPH) pueden transmitirse por el contacto de piel con piel.

Los salteños, entre la duda y la adhesión a lo que ven por la TV
Este medio publicó la pregunta "¿Alguien sabe si hay algún argumento para defender el que una mujer pueda quedar embarazada sin penetración, por juegos sexuales por ejemplo?", en el sitio de Facebook Alguien sabe? Salta, un grupo que está llegando a los 58 mil miembros activos. Entre los más de 60 comentarios, los usuarios se manifestaron indecisos, pero proclives a construir una conclusión en conjunto. Varios de ellos hicieron mención de informaciones halladas en los medios de comunicación social. "Hace un par de meses vi una noticia en que una mujer quedó embarazada sin tener relaciones sexuales", aportó Luciana CN. "Sí, también vi un caso de una mujer que se embarazó con un baile, no recuerdo cómo se llamaba", dijo Solange Moreno. "Una vez vi una noticia de una mina que se embarazó sin ser penetrada vaginalmente. Le hizo sexo oral al novio y se guardó el semen para luego hacerse inseminación artificial. Es posta", comentó Manuel Zelaya. "¿Ustedes les creen a los medios? ¡Sin penetración no te podés quedar embarazada! Siento que estamos volviendo a la Edad Media y que hace falta mucha educación sexual", se indignó Carla Natalya. Hasta que surgió un testimonio supuestamente acontecido a alguien del entorno familiar. "La sobrina de una amiga quedó embarazada sin penetración. Se franelearon y el vago acabó. La llevaron al médico y el himen estaba intacto, pero después de nueve meses ahí estaba el fruto del amor... Bah, digo, de la masturbación", dijo Martín Trend.
"O sea, ¿el espermatozoide pasó a través del pantalón del vago, después por el pantalón y la bombacha de la mina, llegó al útero y recién al óvulo? ¿Futuro Chuck Norris?", bromeó Pablo Caro. "Estaban desnudos. ¡Qué poca imaginación! Eran chicos y ella no quería. Solo se masturbaban", le contestó Martín Trend. "Que el chabón se haya tocado y esa mano fue a parar dentro de la chica con el líquido preseminal. Con mucha suerte e imaginación...", arriesgó Maru Quintana. "¡Que el tipo le haya dejado semen en la prenda femenina a propósito!", se condolió Carlos Russo. "¿Y cómo hacen los espermatozoides para llegar hasta el útero? ¡No tienen cerebro! Solo una mitocondria que los impulsa hasta el óvulo. Por eso se los tiene que depositar adentro si no, no llegan solos", los llamó Carla Natalya a abandonar el terreno de la suposición lógica y adentrarse en el de la cordura.

Un método anticonceptivo
Algunas personas usan la relación sexual sin penetración como método anticonceptivo, aunque especialistas advierten que es difícil de usar a largo plazo y que el semen podría entrar en contacto con la vagina. Si esto ocurre o si algún miembro de la pareja se sale de control y tienen una relación sexual vaginal no planificada, es posible que la mujer quede embarazada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Martina Perez
Martina Perez · Hace 12 meses

muy buena informacion

Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 meses

Es injusto este mundo!!. Algunas quedan embarazadas sin penetración y otras hacen hasta lo imposible por tener un hijo y no pueden.

· Hace 12 meses

Hace falta q todos/as se instruyan en sexologia o visitar una ginecóloga!!!! todos saben al aire las premisas, nunca se interesan en averiguar y aprender....hoy en día la ignorancia y ser el canchero haciéndose el q mas sabe....es fruto de tantos embarazos no deseados, a la vez de q la mujer también no da lugar a cuidarse y a q la cuiden...poniendo ella las condiciones...mas allá de un embarazo, sino de una enfermedad venerea....


Se está leyendo ahora