Mientras el fuego que se inició antes de fin de año ya consumió cerca de 800 mil hectáreas en el sur del país y afectó a tres provincias: La Pampa, Río Negro y el sur de Buenos Aires, las autoridades de la región analizaban declarar el estado de emergencia ante la catástrofe que ya provocó millonarios daños a la producción y en las poblaciones del lugar.
Rutas intransitables por la nula visibilidad, viviendas destruidas y cientos de cabezas de ganado carbonizados bajo las llamas, conformaban el desolador panorama como consecuencia de los incendios que se desataron por la sequía, las altas temperaturas y las descargas de tormentas eléctricas.
En La Pampa van 400.000 hectáreas incendiadas, casi el 5% de la superficie del territorio provincial y la situación está incontrolable. Se han registrado muchos animales muertos. Los brigadistas de Defensa Civil están trabajando muchísimo, pero no dan abasto. La gran mayoría de los incendios se está controlando cuando llegan a las rutas, aseguran los productores.
"Los focos más grandes de incendios están en Villarino y Carmen de Patagones, donde se quemó casi todo. En Patagones hay tres focos muy grandes con muerte de hacienda. Se estiman entre 300 y 400 mil las hectáreas afectadas por los incendios. Es una zona semiárida, muy seca, con vientos de hasta 70 km. Realmente, la situación es incontrolable. Son todos campos de monte, una zona donde caen muchos rayos, explicaron otros vecinos de los lugares afectados.
El escenario es pavoroso ante lo incontrolable de la situación. El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck durante una visita en Allen para inaugurar un central de monitoreo del 911 trató de llevar calma. Definió el panorama como "optimista" y detalló el plan de acción que piensan aplicar para asistir a los campos afectados. Dentro de las medidas previstas junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación a la que sumarían las otras provincias enumeró la firma de la declaración de emergencia y desastre agropecuario; la compra de forraje para los animales y el aporte de fondos para paliar la situación de ruina de productores.

Desde el espacio
En la web del Observatorio de la Tierra de la NASA se puede apreciar el fuego. La primera de las fotos, tomada el 29 de diciembre por el satélite Landsat 8, permite ver la 'pluma' de humo al sur del Río Colorado. En pocas semanas, los incendios rurales y forestales desatados en La Pampa ya quemaron unas 300 mil hectáreas, el equivalente a 15 veces la superficie de toda la ciudad de Buenos Aires.
Ya hubo un muerto por un accidente provocado por el humo. El jueves 21 de diciembre en la ruta nacional 143, al sur de General Acha, La Pampa, hubo un triple choque con varios heridos y un muerto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora