La comunidad de Rosario de la Frontera celebró las bodas de oro de la Escuela de Comercio 5009 Nuestra Señora del Rosario.
Con un emotivo acto en la institución educativa, alumnos, docentes, directivos, padres, exalumnos y vecinos festejaron los 50 años de la escuela, ubicada en calle Tucumán y 9 de Julio. Se entregaron varios reconocimientos y se descubrió una placa recordatoria.
"Esta escuela cumple 50 años y nos demuestra que cuando uno quiere algo podemos lograrlo. Conocer la historia nos motiva a seguir el ejemplo y a unir nuestras fuerzas para lograr lo que queremos", dijo Mariana Zoloaga, directora del establecimiento.
Del acto participaron el intendente electo, Gustavo Solís, exalumno de la institución, el senador Manuel Luque, la diputada Emilia Figueroa y miembros del Concejo Deliberante. También estuvieron presentes los exintendentes, Eduardo Correa, quien encaró la construcción del nuevo edificio, y Ángel Morales, otro exalumno de la institución.
Llamó la atención la ausencia de la actual intendenta Rómula Montero.

Cena de exalumnos
En el marco de los festejos por las bodas de oro de la escuela, recientemente se llevó a cabo en la Ciudad Termal una gran cena show que congregó a más de 250 exalumnos de la institución educativa.
La cena se tuvo lugar en los salones del local Sabores. Asistieron exalumnos, exdirectivos, profesores y los actuales directivos de la institución escolar, entre otros.

Su origen
padre correa.jpg
<div><br></div><div>Cena de exalumnos</div><div>En el marco de los festejos por las bodas de oro de la escuela, recientemente se llevó a cabo en la Ciudad Termal una gran cena show que congregó a más de 250 exalumnos de la institución educativa.</div><div>La cena se tuvo lugar en los salones del local Sabores. Asistieron exalumnos, exdirectivos, profesores y los actuales directivos de la institución escolar, entre otros.</div><div><br></div><div>Su origen</div><div>La escuela fue fundada en 1965, por iniciativa del párroco de la localidad por aquellos años, Oscar Correa. La idea de la creación de una escuela de formación comercial con el título de Perito Mercantil surgió de la necesidad de brindar a la juventud rosarina la posibilidad de adquirir conocimientos que le permitiesen desempeñarse en el comercio, que florecía en la localidad. Además, esta formación serviría de base para posteriores carreras universitarias de índole contable.</div><div>El nombre de la escuela fue impuesto en homenaje a la Virgen del Rosario, patrona de la localidad.</div><div>La Escuela de Comercio empezó a funcionar en las instalaciones de la escuela Martina Silva de Gurruchaga en horario vespertino. En la primera mitad de la década del 80, pasó a funcionar en la Escuela Normal. En 1986 se inauguró el primer edificio propio ubicado en la misma manzana que hoy ocupa el actual edificio. Sin embargo, al poco tiempo aquella construcción moderna de la escuela del 86, de paredes premoldeadas y techos de cemento cedió debido a un error de construcción y ante el riesgo de derrumbe, la escuela fue demolida en su totalidad.</div><div>Entre 1989 y 1991 la institución debió alquilar varios inmuebles hasta que en 1991, durante la intendencia de Eduardo Belisario Correa se inauguró el edificio actual, dotado de varias aulas con techos de tejas y piso de mosaicos. </div><div>Luego fueron construidos el salón cubierto para eventos, la biblioteca y la cancha al aire libre para la práctica de vóley y básquet.</div><div>La escuela funcionaba primero en doble turno (mañana y tarde), pero a partir del año 1993 se le adosó el turno nocturno destinado a adultos.</div><div>.</div><div><br></div>

Cena de exalumnos
En el marco de los festejos por las bodas de oro de la escuela, recientemente se llevó a cabo en la Ciudad Termal una gran cena show que congregó a más de 250 exalumnos de la institución educativa.
La cena se tuvo lugar en los salones del local Sabores. Asistieron exalumnos, exdirectivos, profesores y los actuales directivos de la institución escolar, entre otros.

Su origen
La escuela fue fundada en 1965, por iniciativa del párroco de la localidad por aquellos años, Oscar Correa. La idea de la creación de una escuela de formación comercial con el título de Perito Mercantil surgió de la necesidad de brindar a la juventud rosarina la posibilidad de adquirir conocimientos que le permitiesen desempeñarse en el comercio, que florecía en la localidad. Además, esta formación serviría de base para posteriores carreras universitarias de índole contable.
El nombre de la escuela fue impuesto en homenaje a la Virgen del Rosario, patrona de la localidad.
La Escuela de Comercio empezó a funcionar en las instalaciones de la escuela Martina Silva de Gurruchaga en horario vespertino. En la primera mitad de la década del 80, pasó a funcionar en la Escuela Normal. En 1986 se inauguró el primer edificio propio ubicado en la misma manzana que hoy ocupa el actual edificio. Sin embargo, al poco tiempo aquella construcción moderna de la escuela del 86, de paredes premoldeadas y techos de cemento cedió debido a un error de construcción y ante el riesgo de derrumbe, la escuela fue demolida en su totalidad.
Entre 1989 y 1991 la institución debió alquilar varios inmuebles hasta que en 1991, durante la intendencia de Eduardo Belisario Correa se inauguró el edificio actual, dotado de varias aulas con techos de tejas y piso de mosaicos.
Luego fueron construidos el salón cubierto para eventos, la biblioteca y la cancha al aire libre para la práctica de vóley y básquet.
La escuela funcionaba primero en doble turno (mañana y tarde), pero a partir del año 1993 se le adosó el turno nocturno destinado a adultos.
.

La escuela fue fundada en 1965, por iniciativa del párroco de la localidad por aquellos años, Oscar Correa. La idea de la creación de una escuela de formación comercial con el título de Perito Mercantil surgió de la necesidad de brindar a la juventud rosarina la posibilidad de adquirir conocimientos que le permitiesen desempeñarse en el comercio, que florecía en la localidad. Además, esta formación serviría de base para posteriores carreras universitarias de índole contable.
El nombre de la escuela fue impuesto en homenaje a la Virgen del Rosario, patrona de la localidad.
La Escuela de Comercio empezó a funcionar en las instalaciones de la escuela Martina Silva de Gurruchaga en horario vespertino. En la primera mitad de la década del 80, pasó a funcionar en la Escuela Normal. En 1986 se inauguró el primer edificio propio ubicado en la misma manzana que hoy ocupa el actual edificio. Sin embargo, al poco tiempo aquella construcción moderna de la escuela del 86, de paredes premoldeadas y techos de cemento cedió debido a un error de construcción y ante el riesgo de derrumbe, la escuela fue demolida en su totalidad.
Entre 1989 y 1991 la institución debió alquilar varios inmuebles hasta que en 1991, durante la intendencia de Eduardo Belisario Correa se inauguró el edificio actual, dotado de varias aulas con techos de tejas y piso de mosaicos.
Luego fueron construidos el salón cubierto para eventos, la biblioteca y la cancha al aire libre para la práctica de vóley y básquet.
La escuela funcionaba primero en doble turno (mañana y tarde), pero a partir del año 1993 se le adosó el turno nocturno destinado a adultos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora