Varios empleados del Juzgado Federal de Orán que fueron testigos en el proceso en el cual su jefe, Raúl Reynoso, está imputado de asociación ilícita, cohecho y prevaricato, pidieron no regresar a trabajar a esas oficinas por lo que serán trasladados, trascendió ayer de fuentes cercanas a la investigación que lleva adelante el Juzgado Federal Nº1 de Salta.
Se trataría de cuatro personas, quienes en los últimos días habrían acercado nuevas pruebas que comprometen aún más al magistrado norteño acusado de liderar una organización que cobraba sobornos a narcotraficantes para dejarlos libre.
Aunque hasta ayer no se había confirmado, una de las posibilidades es que los cuatro empleados sean asignados a la Cámara Federal de Salta.
Desde el pasado miércoles 4 de noviembre, cuando se hizo el allanamiento del Juzgado Federal y se detuvo a los abogados acusados de integrar la red delictiva, más de una docena de testigos declararon.
"Hay personas que pidieron dar su testimonio y sumar pruebas", aseguró una fuente que transita por los pasillos del Juzgado a cargo de Julio Bavio, quien lleva adelante la investigación.
Hoy y durante los próximos días tanto Bavio como el fiscal federal N§ 2, Eduardo Villalba, continuarán recibiendo a testigos. Villalba junto al titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias, presentaron la acusación contra Reynoso.
Más causas
La fuente confirmó otro dato más: en las oficinas de la Procuraduría de Narcocriminalidad, con sede en Buenos Aires, se avanza con el estudio de dos causas en las que Reynoso también habría otorgado libertades a personas acusadas de narcotráfico a través de resoluciones indebidas.
Hasta ahora habrían elementos suficientes para sumar esos dos expedientes a la acusación original de los fiscales.
Si eso se concreta, serán ya catorce los casos que tramitó Reynoso y por los cuales ahora está acusado: primero fueron once y son los que dieron lugar a las detenciones y el allanamiento del Juzgado oranense, luego se sumó otro y ahora estos dos que están en análisis.
En cuanto a los detenidos, hasta ayer continuaba con prisión domiciliaria la abogada María Elena Esper Durán -señalada como miembro de la red-, ya que el pedido de dictarle la falta de mérito no había sido resuelto por Bavio.
A la vez, sigue sin resolverse la recusación que Reynoso presentó contra Bavio y contra el fiscal Villalba, a quienes acusa de "enemistad manifiesta" basándose en hechos que van desde una supuesta desprotección hasta disputas personales en partidos de fútbol.
Esta recusación debe ser resuelta por la Cámara Federal de Apelaciones, que si bien no tiene plazos para hacerlo, debido a que existen personas detenidas, debe ser a la brevedad.

"Apetecen mi cargo"
En la única entrevista que dio en la última semana, el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, pidió ser investigado y juzgado "por un juez y un fiscal imparciales", al tiempo que aseguró tener en claro "que mi cargo es apetecido por algunas personas".
Después de la conferencia de prensa que ofreció el viernes 6 en su despacho, Reynoso habló ayer con Radio Ciudad de Orán y al aire insistió en reclamar imparcialidad "como dice la Constitución y no que (quienes lo juzguen) estén cargados de antemano, prejuzgando y con animosidad que es lo que estoy viendo en el expediente".
También criticó la acumulación de causas que hicieron los fiscales que lo acusaron de sobornar a narcotraficantes a cambio de liberarlos. Pareciera que "no hicieron una buena investigación, bien, en serio, desde el inicio y están tratando de agregar causas", afirmó.
Quiénes siguen bajo arresto
Los abogados Ramón Antonio Valor y Arsenio Gaona (cuñado del juez Raúl Reynoso), así como Miguel Ángel Saavedra, quien era jefe de Despacho del Juzgado, están detenidos en la cárcel federal de Güemes. Los abogados René Gómez y María Elena Esper tienen prisión domiciliaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 12 meses

Todo una burla.Aquí la justicia es para el LADRON DE GALLINAS.

Richard A.
Richard A. · Hace 12 meses

se ve que llueve platita en el juzgado de Oran y son muchos los interesados por cubrir el cargo para continuar recaudando. O se creen el verso que con alguien nuevo las cosas van a cambiar ??? no!! todos se estan peleando por la guita de los narcos !!

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 12 meses

como siempre el bueno debe esconderse y tener miedo de la venganza de los DELINCUENTES sacha justicia tenemos... LAMENTABLE.

Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 12 meses

Che, sacan del fuego a estos empleados para mandarlos a la hoguera o acaso alguien tiene duda que en los juzgados y cámaras salteñas no existen y siguen existiendo los solá torino, los lonas, etc. ¿o acaso alguien sabe que pasó con la causa de los federales que volcaron el vehículo cargado de drogas?? déjense de joder, este poder está corrupto y sólo cuando reformen la constitución y los pongan en comisión a todos podrá arreglarse!!!!!


Se está leyendo ahora