Uno de los escándalos del año en materia de narcocriminalidad en Salta sigue dando qué hablar. Desde hoy y hasta el lunes 16 personas que trabajan en el Juzgado Federal de Orán, serán indagadas por el juez subrogante Julio Leonardo Bavio, del Juzgado Federal 2 de esta capital. Las declaraciones estarán vinculadas a las acusaciones que pesan sobre el juez federal de Orán, Raúl Juan Reynoso, acusado de cohecho, asociación ilícita y prevaricato.
En las últimas horas la Cámara Federal ratificó al juez federal Bavio tras ser recusado por segunda vez en la causa del "narcoescándalo". El magistrado había sido recusado primero por la defensa del acusado, el doctor Federico Magno, y luego en una segunda oportunidad por la defensa de María Esper, la abogada que permanece con prisión domiciliaria, el Dr. Martín Bligaard.
Al tiempo que se desestimó la segunda recusación al magistrado encargado de llevar a cabo el proceso contra Raúl Reynoso, otros cuatro abogados y dos personas más, se confirmó que desde hoy se les tomará declaración a los 16 empleados del Juzgado Federal de Orán. Hasta el lunes este trámite deberá estar concluido, con lo cual se estima que serán indagadas unas cuatro personas por día.
Cabe destacar que las personas que brindarán las declaraciones testimoniales son empleados que trabajan en el Juzgado Federal de Orán y se presentarán en carácter de testigos por el lado del juez acusado, Raúl Reynoso. Por otra parte, el juez Leonardo Bavio dispuso bajo la figura de protección que tres empleados del Juzgado Federal de Orán, testigos en la causa del narcoescándalo, puedan no presentarse en su lugar de trabajo como medida de prevención en resguardo de su integridad física y psíquica.
El único juez federal de la frontera norte, Reynoso, está acusado de liderar una banda integrada por profesionales del Derecho, que recibía sobornos para liberar a poderosos narcotraficantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora