Representantes de los sectores empresarial, bancario, bursátil y agropecuario como así también sindicalistas se presentaron ayer en el Senado para expresar su respaldo o rechazo al proyecto que habilita el pago a los fondos buitre.
Al plenario concurrieron representantes de la Bolsa de Comercio, la Cámara de la Construcción (Camarco), Mercado de Valores (Merval), Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba), Asociación Empresaria Argentina (AEA), Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
El presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, apoyó el acuerdo, al sostener que "hay una imperiosa necesidad que tiene el país de solucionar este default que empezó en 2001", y señaló además que "la economía necesita financiar el déficit y es imprescindible conseguir financiamiento para obras de infraestructura".
A su turno, el presidente de la Bolsa, Adelmo Gabbi, evaluó que la Argentina "tiene que volver a ser elegible por las finanzas internacionales", y subrayó que "salir del default significa que la Nación, las provincias y los municipios tengan acceso al crédito".
En representación de la CAME, Vicente Lourenzo aseguró que la entidad rechaza "la actitud de los fondos buitre pero es importante cerrar este ciclo".
Por la tarde fue el turno de los sindicalistas. El único secretario general que concurrió fue Antonio Caló. "Lo que me preocupa son los puestos de trabajo", advirtió, y evitó sugerir la aprobación o el rechazo del proyecto. En representación de la CGT Azul y Blanca, que encabeza Luis Barrionuevo, asistió Ricardo Cirielli (Técnicos Aeronáuticos). Sostuvo que "hay que darle un corte a esto". Además, criticó en duros términos al gobierno anterior al señalar que se llegó a esta situación "por culpa del inútil de (el exministro de Economía) Axel Kicillof".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...