Daniel Meilán es el actual secretario nacional de Minería. En diálogo con El Tribuno, el funcionario respaldó las medidas tomadas por Gobierno nacional y aclaró que le dio competitividad al sector. Además, destacó las políticas provinciales respecto a la minería. "La provincia tiene muy claro qué es lo que quiere y siempre tuvo funcionarios que representaron al sector", comentó.
¿Por qué piensa que hubo esta reactivación de la minería?
El interés en Argentina es porque es un país considerado con un potencial geológico minero importante y salió a mostrarlo al mundo. En este tiempo vinieron inversores y profesionales que conocen bien el tema y ubican a la Argentina entre los 10 países más importantes del mundo en el sector minero. Es un país virgen. El 90% de los proyectos que están en este momento en movimiento se encuentran en etapa de exploración, por lo tanto es un país embrionario. Si nosotros nos comparamos con los países mineros de la región, ellos tienen una minería ya madura, donde la gran mayoría de los proyectos están en una etapa ya bastante desarrollada. En la actualidad, Argentina empezó a tener un fuerte salto, en particular la Puna con el litio. Es uno de los pocos productos que tiene precios internacionales altos. Hoy tenemos 26 empresas a nivel internacional que están instaladas en el triángulo del litio de Argentina, que tranquilamente podrían estar en Bolivia o Chile.
¿En qué hay que trabajar para que el sector siga creciendo?
Hay limitaciones porque todavía tenemos que volver a fortalecer la relación Nación-provincias. De alguna manera tenemos que volver a ser un país federal y son tareas que tenemos que retomar.
Desde que asumí el cargo empecé a trabajar y lo primero que hice fue reunir a Consejo Federal de Minería (Cofemin), ya que hace tiempo que no se juntaban a hablar. Que no lo hayan hecho en un país federal es un suicidio porque es la única manera de volver a trabajar juntos. Era una locura que la Nación haya sido la que asumiera el papel principal en esta película; las provincias son las que lo tienen porque son las dueñas de los recursos y las que tienen que gerenciarlos. La Nación lo que tiene que hacer es ayudarlas a que sean exitosas.
¿Cual fué el objetivo de sacar las retenciones?
El objetivo que tuvo el hecho de sacar las retenciones es darle competitividad al sector minero porque la inversión extranjera es vital. Ningún país que quiere hacer minería y que requiere de inversiones externas puede tener un elemento distorsivo como este. La minería metalífera es una inversión de riesgo y que no está en la Argentina; por lo tanto la tenemos que buscar en el exterior. Las retenciones no existen en ninguna parte del mundo y por eso nosotros la sacamos.
“Argentina es un país considerado con un potencial geológico minero importante”.
La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) presentó un proyecto 20/21 que habla de una inversión de 20 mil millones de dólares para el país en cinco años. ¿Esto es posible?
Es perfectamente posible porque Argentina tiene proyectos en estado de exploración avanzada, de maduración, de prefactibilidad y de factibilidad que lo que requieren es inversión. Ahora claramente estamos en un proceso de baja de inversiones, salvo en particular el tema del litio, en el que hay un movimiento muy importante. Nosotros esperamos que el año que viene los precios de los commodities puedan estar subiendo para que resurja un poco el sector. Si eso ocurre, en los próximos años la Argentina se pondrá en los primeros lugares como para poder recibir esas inversiones. Entonces, sería perfectamente posible que en los próximos años, hasta el 2021 podríamos tener ese tipo de inversiones. En Salta tenés proyectos como Taca Taca, Lindero y varios otros de litio que están sonando y la provincia tiene muchas oportunidades de inversiones. También dependerá de que hagamos bien las cosas, por eso estamos trabajando en esa línea para que el marco jurídico lo tengamos redefinido lo más rápido posible. Otra vez estamos trabajando para que las inversiones regresen, por un lado, y la gente, por el otro. Tenemos problemas comunitarios donde todavía no hemos hecho las cosas como corresponde para que la gente y nuestras comunidades crean en nuestro sector. Tenemos algunos errores que se cometieron y hay que adecuarlos para traer la confianza necesaria que necesitamos para nuestras comunidades y las administraciones que mucha veces dejan qué desear, tanto municipales como provinciales y nacionales. Acá no se salva nadie. Tenemos que trabajar en la línea de generar confianza hacia nuestra gente.
¿Cómo van a hacer para generar esa confianza?
Primero hay que ser y parecer. Las cosas hay que hacerlas como corresponde. Ocurrieron cosas que no se han manejado bien en el sector y esto requiere un trabajo coordinado con acción territorial y comunicación. El diálogo tiene que ser parte de lo cotidiano, como la comunicación y la transparencia. Si no trabajamos en esa línea, que es la que estamos planteando nosotros, creo que no vamos a lograr el consenso social necesario para que la minería sea sostenible en nuestro territorio.
Hace poco visitó la provincia y se reunió con el secretario de Minería en Salta. ¿Qué opinión tiene sobre como se está trabajando aquí?
Salta es una de las provincias que se ha mantenido estable a nivel global en todas las calificaciones mundiales. Tiene muy claro qué es lo que quiere y siempre tuvo funcionarios que representaron al sector. El proceso de maduración en Salta ya viene de años y era hora que los proyectos se pusieran a caminar. Salta está mostrando la coherencia, la fortaleza y la seriedad necesaria para que los grandes proyectos se pongan en marcha. Claramente los empresarios internacionales ven en Salta mucha seriedad y mucho trabajo.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora