En un informe que parafrasea al ministro de Economía Alfonso Prat Gay (la frase "Queremos un Estado sin la grasa de la militancia"), la consultora Noanomics aseguró hoy que la "grasa del Estado" se siguió acumulando durante el año 2015 en las provincias del país.

En cuanto a los datos que proporciona la consultora que dirige el economista Félix Piacentini, Salta está lejos de ser una excepción en cuanto al aumento del empleo público y en cambio es la que más expandió su planta en el año 2015 con un 9.3%.
A lo largo del tiempo también es una de las provincias donde más creció el empleo público al punto que en doce años aumentó un 84%, es decir que casi duplica su planta comparado con 2003.
En total en el país había en 2015 2.122.000 empleados públicos provinciales, lo que implica una variación del 3,22% en relación a 2014.
Año electoral
Para Piacentini no hay dudas de que los últimos aumentos fueron debidos al año electoral dado que en 2013 y 2014 hubo una "relativa prudencia" dado que las tasas promedio fueron del 2%.
‘Ya con la estimación del año 2015 se puede tener un panorama completo de lo explosivo que ha sido el crecimiento del empleo público en la mayoría de las jurisdicciones durante la era K. Para el consolidado de las 24 provincias se observó un aumento del 53% punta a punta entre 2003 y 2015, pasando de 1,4 millones a 2,12 millones de agentes. Pero claro, en este caso la varianza entre distritos es extrema", detalla el informe. "
Encabeza el ranking Tierra del Fuego, que más que duplica su dotación de agentes públicos desde 2003 al aumentar en un 108% hasta el 2015. También con incrementos muy relevantes aparecen Chaco (92%), Catamarca (88%), Salta (84%) y Santa Cruz (80%).
En tanto, en el rango de entre 74% a 56% se listan Corrientes, Santiago del Estero, Chubut, Río Negro y Neuquén. En las provincias más grandes el empleo público se agrandó en una proporción más cercana a la media con Buenos Aires en el orden del 56%, Córdoba 45%, CABA 44%, Mendoza 41% y Santa Fe 40%.
Obviamente esta enorme expansión de empleo público que se ha evidenciado desde 2003 ha tenido su correlato monetario al incrementarse el peso del gasto salarial en los presupuestos provinciales. Así, el gasto en personal consolidado de las 24 jurisdicciones más que se duplicó como porcentaje del PBI entre 2004 a 2015, pasando del 4,3% al 9,3% estimado para el año pasado.
Sólo entre 2015 y 2014 el gasto en personal aumentó su peso en el PBI en 1,3 punto porcentual (del 8% al 9,3%). A pesar de los riesgos crecientes que conlleva esta dinámica de ampliación desmedida del empleo público, luego de la relativa calma de 2013 y 2014 volvió el “siga siga” y la “grasa” del Estado se sigue acumulando", concluye.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Julio Baloteli
Julio Baloteli · Hace 9 meses

que casualidad... en los gobiernos de urtubey. sr gobernador pongase las pilas, aliniese con el gobierno nacional y saque los noquis del estado provincial y municipal


Se está leyendo ahora