Natalia del Pilar y Lucía de los Ángeles Ruiz son hermanas que comparten un inmenso dolor: el brutal crimen de su padre hace más de 4 años en Orán. Las jóvenes se acercaron a El Tribuno para contar el trágico desenlace de su padre a los 66 años pero, sobre todo, preocupadas porque el juez actuante en la causa solicitó el sobreseimiento de los imputados. "Nuestro abogado apeló esa decisión porque entendemos que si llega a salir esa resolución en la causa no quedará nada y podría cerrarse. Nosotras no vamos a dejar por nada del mundo que eso ocurra, queremos saber quiénes asesinaron a nuestro papá", sostuvo Natalia, la hermana mayor.
El lunes 25 de junio de 2012 José María Ruiz estaba en su casa, ubicada a una cuadra de la terminal de ómnibus y a dos de la catedral, zona del macrocentro de Orán. Alguien habría llamado a su puerta o directamente ingresó, las jóvenes suponen que se trata de una mujer. Pasaron dos días y el cuerpo de José, un conocido panadero de esa ciudad, apareció sin vida en medio de un macabro escenario. "Había sangre en toda la casa: habitación, las paredes estaban salpicadas, el baño, los muebles, por todas partes, el piso estaba lleno", apuntó Lucía de los Ángeles. El hombre yacía con las manos atadas con una camisa y en medio de un imponente charco de sangre.
La ausencia de la víctima causó curiosidad en los inquilinos. "Uno de los inquilinos fue a mi veterinaria para preguntar por mi papá porque no lo veían. Mi mamá me llamó por teléfono a Salta para saber si papá estaba en la ciudad. Después fue a ver a un tío que tenemos en Orán, hermano de mi papá, y juntos llegaron hasta su casa. Estaba todo cerrado, por una ventana de uno de los dormitorios observaron que estaba todo revuelto y lleno de sangre. Llamaron a la policía, rompieron una ventana de la cocina, ingresar y lo encontraron muerto a mi papá", siguió contando Natalia.
"Nosotras ya estábamos viviendo en Salta capital, nos avisaron y al llegar a Orán, cerca de las 22, la policía me informó lo sucedido. En un primer momento me dijeron que podía tratarse de un ACV, cuando en realidad mi papá estaba con las manos atadas, lleno de golpes, puntazos y apuñalado. Una locura con semejante escenario". La indignación florece toda vez que Natalia recuerda las hipótesis iniciales de los policías oranenses. Desde ese momento las distintas áreas de las fuerzas de seguridad, desde la Policía misma pasando por Criminalística y la Brigada de Investigaciones "nos mintieron de manera sistemática, ellos nos decían una cosa y la jueza Norma Vera, otra. La fiscal a cargo de la investigación era Mónica Viasci y, lamentablemente, tenemos que decir que todas esas partes actuaron con poco profesionalismo", se sumó a la indignación Lucía.

Lo torturaron hasta matarlo

En ese momento la Policía señalaba que el homicidio no había sido por robo, dado que no habían sustraído nada de la casa. "Nosotras suponemos que lo que quisieron llevarse fue la plata de la caja fuerte que tenía mi papá en su habitación, que en realidad solo eran 4.000 pesos. Quizás no les quiso decir la clave y lo torturaron hasta matarlo", apuntó la mayor.
"Había pruebas de todo tipo y hoy nos dicen que no tienen ninguna y se tiran la pelota entre ellos: la fiscalía, el juzgado y la Brigada de Investigaciones de Orán. ¿Cómo puede ser que no existan pruebas cuando se llevaron almohadones con sangre, libros salpicados y hasta un pantalón de uno de los asesinos que al parecer se cambió y dejó su ropa en la casa?", se preguntó Lucía. La escena del trágico hecho, según las hermanas, estaba plagada de huellas y objetos que hoy la Justicia de Salta dice desconocer.

"A mi papá lo entregaron"

Según la hipótesis que las hijas de la víctima formularon después de tanto tiempo esperando una respuesta de quienes están encargados de hacerlo: "Esa noche mi papá estaba solo, tenía la ropa de siempre y en su mesa había una gaseosa y un vaso. Creemos que llegó una chica, era de hacer entrar a cualquiera a su casa y sobre todo a mujeres, y creemos que lo entregó en relación a la caja fuerte que tenía en su habitación", expresó Natalia del Pilar Ruiz, y su hermana agregó: "En ese sentido era muy confianzudo, dejaba entrar a cualquiera y alguien que sabía de la caja fuerte lo pudo haber delatado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


delfin llanos
delfin llanos · Hace 1 día

Cobran grandes sueldos no pagan ganancias, coimean, disfrazan hechos como este segun se les de la gana, si Daniel es una Justicia de mierdaaa, seguramente eran tipos con poder y por eso compraron a la mafia de la justicia que hay en Oran, claro borran pruebas ponen testigos falso, sino vean como actuaba la JUSTICIA FEDERAL, del juez reynoso, seguramente recibieron plata o hay alguien que los protege, sras. a no bajar los brazos, tiene que haber Justicia.

daniel jorge  bernabe
daniel jorge bernabe · Hace 1 día

JUSTICIA DE MIERDAAAAAAAAA

damian palomino
damian palomino · Hace 1 día

Justicia (policia, fiscales, jueces, abogados) inmunda, promiscua, indecente, sucia, estúpida! Que pena no tener el valor o coraje como pa eliminarlos como la mi.... que son ...!


Se está leyendo ahora