El papa Francisco advirtió ayer que la Argentina "se convirtió en un país de consumo y algo de producción de drogas", al encabezar el foro "Narcóticos: problemas y soluciones para este problema mundial", que tiene lugar en el Vaticano y del que participan jueces federales, legisladores y obispos argentinos sobre narcotráfico a nivel mundial.
En ese marco, el Santo Padre reclamó investigar el rol que tienen los bancos que -según dijo- se dedican al "blanqueo del dinero sucio" proveniente de la venta de drogas. Solicitó también la "prevención y plena y segura rehabilitación de las víctimas" del consumo de estupefacientes.
"La droga es una herida en nuestra sociedad, un veneno que corroe, corrompe y mata, una nueva forma de esclavitud que representa una mafia, que debe ser combatida con todos los esfuerzos. Aunque no hay que caer en la injusticia de clasificar a los dependientes como si fueran objetos o "trastos rotos'', sino hay que rehabilitarlos", continuó.
"La prevención de la droga siempre se ve frenada por mil y un problemas de ineptitud de un gobierno y casi no existen programas de prevención de drogas", evaluó Francisco.
A la vez, consideró que "una vez que avanzó y se radicó en la sociedad es muy difícil revertir ese proceso".

Hace 30 años

"Pienso en mi patria: hace 30 años era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo y hasta algo de producción. Es un progreso que se da gracias al compromiso mafioso de los responsables", advirtió el Santo Padre. Y hasta contó la historia de un juez que trabajaba contra la droga que recibió "un aviso mafioso" porque "cuando se buscan las redes contra la droga uno se encuentra frente a la mafia, porque se mata a quien quiere destruir esta esclavitud", advirtió hablando en español. A su entender, "la droga es una herida en la sociedad, que atrapa a mucha gente en sus redes".
"Ellas son víctimas que han perdido su libertad a cambio de esta esclavitud, de una dependencia que podríamos llamar química", subrayó.
Según destacó, la droga en la actualidad "es ciertamente una nueva forma de esclavitud, como otras muchas que flagelan al hombre de hoy y a la sociedad en general".
Para frenar la demanda del consumo, por otra parte, destacó la importancia de poner en marcha programas sociales orientados a la salud, al apoyo familiar y, sobre todo, a la educación, algo que consideró fundamental.
"La formación humana integral es la prioridad; ella da a las personas la posibilidad de tener instrumentos de discernimiento, con los cuales puedan desechar las diferentes ofertas y ayudar a otros", indicó.
Francisco en su discurso destacó también que no hay una única causa que lleva a la dependencia de la droga, sino que "son muchos los factores que intervienen: la ausencia de familia, la presión social, la propaganda de los traficantes o el deseo de vivir nuevas experiencias, entre otros". Recordó, además, que "cada persona dependiente trae consigo una historia personal distinta, que debe ser escuchada, comprendida, amada y, en cuanto posible, sanada y purificada".
Del encuentro sobre narcotráfico participaron, entre otros, los jueces argentinos Daniel Rafecas, Zunilda Niremperger y Sergio Torres, y el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Lozano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 16 días

si la VERDAD EN NUESTRO PAIS SE CULTIVA ...LA DROGA ....QUE SON LOS FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO PROVINCIAL Y NACIONAL .CUAL MAS CORRUPTO........SOBRE TODOS EL TRISTE LEGADO DE TODO LA ADMINISTRACION DE LOS KKKKKKK...FUE LA MAYOR PRODUCION DE DROGA REPRESENTADOS POR SUS FUNCIONARIOS .......QUE MATARON ...PRIVARON DE UN MONTON DE COSAS AL PUEBLO ARGENTINO DE TANTO QUE ROBARON....DEJARON LIBERADA LA FORNTERA PARA EL LIBRE TRANSITO DE LA DROGA.........


Se está leyendo ahora