Rodeado por los presidentes de Sudafrica y Canadá y ante una centenar de empresarios reunidos en esta ciudad por la cumbre del G-20Mauricio Macri instó hoy a confiar en la Argentina y llamó a los hombres de negocios a invertir en un país que "no volverá a estar aislado del mundo".

Fueron apenas diez minutos de una intervención programada en el Business 20 (B20), que es el foro de empresarios de los países más desarollados. En ese ámbito Macri invitó a los empresarios a animarse a invertir en el país "porque -explicó- dejamos atrás una década de aislamiento del mundo para apostar a ciclos virtuosos de inversiones", destacó.

En esta ciudad semivacía y copada por empresarios y por las comitivas de presidentes, Macri salió a promocionar el país con una enumeración de temas que realizó su gobierno. "En pocos meses hemos logrado ordenar nuestra economía, levantar el cepo, resolver los problemas de deuda, eliminar trabas a exportación y hemos lanzado el plan de infraestructura más importante de la historia que incluye caminos, puertos y energía", dijo Macri. A su lado lo escuchaban el premier canadiense Justin Trudeau y el presidente sudafricano Jacob Zuma. También lo oian atentos más de un centenar de empresarios del B20.

En este contexto, Macri invitó a los CEOS de grandes compañías a visitar la Argentina entre el próximo 12 y 15 de septiembre que es cuando se va a realizar en Buenos Aires el Foro empresarial mundial de Inversiones y Negocios organizado por el Gobierno. Esta es la gran apuesta de Macri para atraer inversiones y allí medirá la temperatura de cuanto puede confiar el establishment extranjero en la Argentina.

Por ello, no fue casual que Macri hoy planteara que "más allá que algunos piensen que la solución es aislarse, nosotros creemos que el camino es el de la cooperación con otros países". Las palabras del presidente resonaron en en el salón del Hotel Intercontinental y fueron una clara señal directa al gobierno de Cristina Kirchner que mantuvo duros enfrentamientos con la Unión Europea y con Estados Unidos.

Macri estuvo acompañado por la canciller Susana Malcorra , el ministro de HaciendaAlfonso Prat Gay ; el secretario de Asuntos Estrategicos, Fulvio Pompeo; el vocero Ivan Pavlovsky; el embajador Diego Guelar y el vicecanciller Carlos Foradori.

Antes de esa ponencia, Macri estuvo reunido con el CEO de Alibaba, que prometió una fuerte inversión en la Argentina para desarrollar la compra por internet de productos argentinos desde China. También Macri compartió una reunión con en el Hotel Wyndham Royal, donde se hospeda, con cuatro CEOs de grandes corporaciones chinas. Así, estuvo, Ian Zhimin, que es el presidente de la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) y es miembro del Comité Central del Partido Comunista de China. CNNC es la empresa pública más grande de la industria nuclear china. También estaba en el encuentro, Song Dongsheng, presidente de Power China, que es el principal constructor mundial de represas Hidroeléctricas, conservación del agua e innovación tecnológica y se destaca en energía renovable. Estaba Liang Wengen, la gigante Sany que se dedica a la producción de maquinaria para la construcción (hormigón, excavación, carbón, perforación, maquinaria portuaria, y grúas sobre oruga). Y se sumó Ren Jianguo, que es el CEO de Gezouba, y que también estaba en la reunión se mostró dispuesto a seguir en el plan de inversiones que ya hizo en la Argentina. Es que esta empresa china es la encargada de la construcción de las represas de Santa Cruz que empezarán a levantarse el mes que viene.

Según coincidieron ante varios de los funcionarios que estuvieron en la reunión en el Hotel los empresarios chinos se mostraron dispuestos en invertir en la Argentina en lo inmediato. Plantearon la idea de construir viviendas en las provincias beneficiadas por el Plan Belgrano y de participar en el equipamiento para la generación de energías eólica y solar.

La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Erik Larsen
Erik Larsen · Hace 3 meses

Macri chantún, derogá el código aduanero de Videla y después hablamos de libertad de comercio y de apertura al mundo.


Se está leyendo ahora