Hace una semana que un grupo de vecinos de Cobos se paró frente a la casa de los Chaile para vengar, con piedras y palos, el violento robo a un hombre, sordo de 48 años. Acusaban a dos menores de esa familia, a la que califican como "conflictiva". Al día siguiente, unas 300 personas se pararon frente a la casa del barrio Lucio Cornejo y echaron a Alicia Chaile y a su hija, para que nadie de ellos quedara ya en el pueblo, en un hecho inédito de justicia por mano propia. Antes de dispersarse advirtieron a los Beites, también señalados como problemáticos. Dicen que los hijos adolescentes de ambas familias están involucrados con la droga y los acusan de robos y violencia en el pueblo.
Una semana después de estos hechos, que sacudieron el orden institucional, todo parece más tranquilo.
No hubo nuevas marchas de vecinos, más allá de algunos encuentros chicos; personal del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia entrevistó a varias familias; y en la Policía, trascendió, no se habrían realizado nuevas denunciaron por robos a personas ni en casas.
Una paz aparente
Pero la poblada del lunes pasado resquebrajó lazos y confianzas que el pueblo deberá reconstruir de algún modo.
En la semana, contó una fuente, una niña en la escuela insultó a otra por algo relacionado a lo sucedido el lunes.
"Si bien todo está tranquilo, durante la semana algunas personas que hablaron por la radio fueron amenazadas por Toro Beites. También recibieron visitas de la Policía y de personas que creemos que son de Derechos Humanos que les hicieron una especie de ambiental familiar y social", relató una vecina que pidió la reserva de su identidad.
Toro Beites es padre de un adolescente de 17 años, a quien los vecinos señalan como parte del grupo de los hermanos Chaile.
"Esta amenaza es lo único que nos tiene un poco intranquilos; después estamos bien en el pueblo", dijo un hombre que El Tribuno consultó en el pueblo.
Las redes sociales, como en los sucedido a principios de la semana que concluye, juegan también su rol en este momento. En Facebook y por WhatsApp circulan mensajes acerca de que los hermanos Chaile estarían alojados en un barrio de Campo Santo (que está a 2 kilómetros de Cobos). Otros aseguran que están en General Gemes. También corrió la versión de que los vieron cerca del río Mojotoro, planeando alguna venganza contra los que lideraron la marcha que sacó a su familia de Cobos. Lo cierto es que desde el lunes ninguno de los Chaile fue visto en el pueblo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


otto Brinca
otto Brinca · Hace 1 mes

MUESTREN FOTOS DE LOS DELINCUENTES

Franco Cardozo
Franco Cardozo · Hace 1 mes

Todos dicen circulan versiones pero ésos delincuentes están protegido por la policía que debe tener alguna sociedad con ésos tipos.

capsso longo
capsso longo · Hace 1 mes

circulan versiones, la policia con autorizacion del Intendente Cuenca lo alojaron en una casa en el barrio 200 viviendas de campo santo , a 2000 mt de la localidad de Cobos .


Se está leyendo ahora