Perugorría es una pequeña localidad ubicada en el sudoeste de Corrientes, a unos 228 kilómetros de la capital provincial, que cuenta con una población de ocho mil habitantes. Hasta 2013 el intendente fue el kirchnerista Jorge Corona, que fue sucedido por su esposa, Angelina Lesieux, quien es la actual jefa comunal.
Durante el gobierno anterior, ambos se beneficiaron con la adjudicación de obras que repartía José López, el número dos de De Vido en el Ministerio de Planificación Federal.
En total recibieron 24 millones de pesos para obras que nunca se hicieron, según una denuncia que presentó la diputada Margarita Stolbizer.

Montos millonarios

El municipio correntino recibió cifras millonarias que debían destinarse a la construcción de viviendas que nunca se concretaron. A través del programa Techo Digno I (acuerdo 912/15 expte. Nº 97837/15) se anunció la construcción de 40 casas por las que desde la Secretaría que comandaba López se asignaron $13.647.900. Según el Ministerio de Planificación, las obras estaban terminadas en un 100 por ciento, sin embargo en algunos casos ni siquiera habían hecho los cimientos de las viviendas.
El programa Techo Digno fue creado con la finalidad de estimular el empleo y contribuir al progreso de los sectores sociales de menores recursos. Además debía ser monitoreado por la Secretaría que estaba a cargo de José López. Su obligación era suspender la ejecución y el envío de fondos cuando no se cumplía con los compromisos por los intendentes a quienes se les asignaban las obras.
Las viviendas de Perugorría no se terminaron nunca, sólo la mitad tiene un avance mínimo, los trabajos están paralizados desde hace meses, abandonados y cubiertos por pastizales.
Desde la intendencia convocaron varias veces a los vecinos que querían postularse para ser beneficiarios de las casas y ahora pretenden entregar las viviendas en el estado en que se encuentran. Un dato que llama la atención es que los interesados en las casas debían inscribirse en un local partidario en lugar de hacerlo en la sede comunal.

Una transferencia comprometedora

Un informe de una ONG confirman una transferencia de 100 millones de pesos de Lázaro Báez a los Kirchner entre 2003 y el año pasado, pero hubo mucha más transferencias en negro por miles de millones de pesos que no quedaron registradas.
Lo confirmó el perito en declaraciones formuladas ayer lunes a radio Continental, luego de que se conociera una auditoría de la ONG realizada en su rol de “amicus curiae” (amigos del tribunal) en el marco de la causa en la que el empresario santacruceño se encuentra detenido por presunto lavado de dinero, que tramita en el juzgado encabezado por Sebastián Casanello.
Después de analizar la contabilidad de Austral Construcciones durante los últimos 10 años, la fundación Contadores Forenses presentó un total de cuatro informes al juzgado de Casanello.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora