Una nueva suba en el servicio de energía eléctrica afectará a los salteños en un contexo de inflación y devaluación. A partir de enero, la luz pasará a costar un 9,64% más. El aumento fue anunciado en el boletín oficial mediante la resolución 36/16, y representa la mitad del total de la suba que habrá a lo largo del 2016.
El otro 50% de aumento se concretará en los próximos meses, aunque aún no se confirmó cuándo específicamente. Fuentes del Ente Regulador de Servicios Públicos, le confiaron a El Tribuno que será en los próximos meses. De esta forma, el aumento total que se anunció ayer, será de un 9,64%.
Este incremento se suma al que se realizó en diciembre último y que hizo trepar en un 19,38% el valor del servicio. De esta manera, en dos meses se totalizó un aumento del 29,02%, y se finalizará este 2016 con un aumento total del 38,66%. La decisión de desdoblar este último aumento tiene que ver con la intención de no causar un impacto tan sensible en el bolsillo de los usuarios.
El decreto apunta que esa decisión, de que la suba sea separada en dos alícuotas equivalentes, trata de "mitigar el efecto" que generará en las economías familiares de los salteños. En valores fijos, los montos de los usuarios que consumen de 0 a 10 kw (medición por potencia), oscilarán entre los $17,35 y los $171,14 mensuales, según el volumen de consumo posible.
El 96% de los usuarios de Edesa se encuentra dentro de los que consumen hasta 10 kw, y la variación es según en qué clasificación de usuario entren. Conforme a lo que explicó Marcelo Arca, referente del Ente especializado en el diagrama tarifario, "la segmentación de los usuarios se realiza según la infraestructura".
De la mano de la declaración de emergencia energética, se justifican estos aumentos de la luz, que totalizarán casi un 40 por ciento de suba en solo un año.
El funcionario agregó: "Cuanto más se consume, más cargos fijos se tienen, pero más barato es el cargo variable o por energía activa". Esto quiere decir que los montos que no varían se miden según el volumen de consumo posible de una determinada infraestructura; esos son los montos que, divididos en cinco escalas, van de los $17,35 a los $171,14 mensuales. Lo que Arca define como "cargos variables", que en la boleta de Edesa se lee como "energía activa", es el consumo efectivo de cada usuario. El costo de los cargos variables es menor para aquellos que tienen los cargos fijos más altos.
El Programa de Convergencia
Desde el organismo provincial, aclararon que estas adecuaciones tarifarias se corresponden con los períodos de 2014 y 2015, respectivamente. En diciembre, la suba fue tan notable porque sintetizó los cuadros tarifarios que habían sido aprobados para 2014. En cambio, el porcentaje de aumento resuelto para 2015 será desdoblado para atemperar el impacto.
La razón de que estos cuadros tarifarios de años anteriores recién estén siendo aplicados ahora es que los montos del servicio de energía estaban congelados por el Programa de Convergencia del anterior Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, que estaba a cargo de Julio De Vido.
En 2014 las 23 provincias argentinas adhirieron a dicha iniciativa estatal, beneficiándose así con subvenciones que la hacienda nacional derivó a las empresas distribuidoras. El ambicioso programa estaba destinado a congelar las tarifas por un año, durante todo el 2014.
Dado el éxito durante el primer mes, a fines de 2014 se discutió la posibilidad de continuar con el proyecto. En aquel entonces fueron 18 las provincias que se plegaron: Chaco, La Pampa, Formosa, Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Neuquén, Santiago del Estero, La Rioja, Buenos Aires, Entre Ríos, Tucumán, Misiones, San Juan, Mendoza, Catamarca, Salta y Chubut.
Adecuaciones
A pesar de que el precio para los consumidores finales se mantenía sin cambios, los costos para la provisión y distribución de la energía seguían en aumento. La resolución 430/15, que es la que pautaba el aumento que se anunció ayer y el que se vendrá en los próximos meses -ambos de 9,64%-, fundamenta que entre setiembre de 2013 y diciembre de 2014, los valores agregados de distribución (VAD) crecieron un 32,46%.
Según la normativa, si luego de un período determinado la empresa, en este caso Edesa, acredita una suba del 5% en los VAD, está facultada para solicitar aumentos en el cuadro tarifario. La aprobación de dichos pedidos corre por cuenta del Ente Regulador de Servicios Públicos.
Por ello, Edesa no abandonó el reclamo de los aumentos pertinentes, que oportunamente fueron aprobados aunque no implementados, ya que se interponía el Programa de Convergencia. De hecho, la resolución 430/15, fue sancionada el 4 de junio de 2015, hace un semestre.
No obstante, a pesar de las suba registrada de los VAD, calculada según Edesa y el Ente en un 32,46%, la suba total para los consumidores finales superará ese porcentaje, será del 38,66%. Se deduce, entonces, que el aumento no sólo adecua la grilla tarifaria en base a la suba de los VAD en 2014 y 2015, sino que también se presta a dar mayores márgenes a la empresa. El precio de la luz completa con este segundo aumento en meses consecutivos, es una escalada de casi el 30%, en relación con noviembre pasado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ontiveros Fernando
Ontiveros Fernando · Hace 10 meses

CAMBIEMOS

otto Brinca
otto Brinca · Hace 10 meses

URTUBEY , sabes lo que significa pagar la luz, te pido que vivas un mes con un sueldo de un empleado publico que tiene tres hijos, no tiene casa, alquila y se maneja en colectivo, y fijate si podes pagar la luz y otros impuestos y mantener tu familia,LUZ CARA, COMBUSTIBLE CARO, SOMOS LOS MAS CAROS DEL PAIS,

Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 10 meses

Salta, con sus generaciones se autoabastece energéticamente y también puede hacerlo con varias provincias del NOA y NEA. Sin embargo y durante todo este “tiempo de subsidios”, hemos pagado la energía a un costo de más del doble, con respecto al que se le facturaba a quienes viven “en el otro país”, me refiero a “los del Obelisco” allende de la Gral. Paz y aledaños bonaerenses. Nadie responde a tamaña inequidad. Tampoco, claro está, nuestros representantes en el Congreso de la Nación.


Se está leyendo ahora