El anuncio del Vaticano nos gratifica, porque es un nuevo paso adelante en nuestro objetivo de cumplir con los postulados de Memoria, Verdad y Justicia. Nos permitirá avanzar en el conocimiento de la verdad de cada uno de los casos de lesa humanidad y revisar nuestra historia para pensar en un futuro mejor.
Esta noticia se inscribe en el marco de una nueva relación con todos los países del mundo, lo que ha posibilitado la apertura de archivos de la última dictadura militar que aportan los Estados Unidos y Francia.
Descubriremos a partir de estas revelaciones, el contenido de cartas que recibía el Vaticano, en las que se reclamaba por el paradero de los detenidos o se solicitaba alguna gestión al respecto.
Y, aunque aún es prematuro para saber cómo se aplicarán estos datos, nos alegra contar con la cooperación de la comunidad internacional, que participa activamente de este trabajo que la Argentina ha emprendido para que cada una de las víctimas y sus familias tengan justicia.
El que sigue será un tiempo muy enriquecedor.
Exdetenidos y familiares de desaparecidos podrán tomar contacto con la información que la Iglesia Católica acaba de terminar de catalogar y digitalizar.
Es el resultado de una tarea de meses que queremos agradecer y valorar en toda su amplitud.
La Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal Argentina hicieron hoy un llamamiento a la continuidad del diálogo, en el marco de la cultura del encuentro.
Compartimos esa premisa, porque sabemos que es el único camino para alcanzar nuestras metas.
El diálogo, la palabra y la concertación son argumentos para la paz y la justicia. Quedó demostrado una vez más.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Mario Cabanillas
Mario Cabanillas · Hace 1 mes

seria bueno que la Iglesia también nos informe de todos aquellos curitas que desde la teología de la liberacion, reclutaron a tantos jóvenes idealistas para mandarlos a matar y a morir en aquella guerra cruel de los años 70: AQUELLA GUERRA QUE PERMITIO QUE HOY PODAMOS VIVIR EN DEMOCRACIA


Se está leyendo ahora