Un estudio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señaló que en el sexto fin de semana largo del año, 923 mil personas viajaron por la Argentina gastando $1.662 millones en las economías regionales. El feriado fue positivo porque se trasladó más gente que en 2015, pero las ventas vinculadas al turismo igual cayeron un 4%, frente al mismo fin de semana del año pasado, porque las familias fueron muy medidas con sus gastos.
"Con un clima inestable pero que combinó sol, nubes, calor y frío, el feriado turístico del 12 de octubre deja un balance positivo: 923.600 personas viajaron por la Argentina generando un gasto económico directo de $1.662 millones en las ciudades elegidas para pasar el fin de semana", indicó el informe.
En ese sentido, la cantidad de viajeros es en promedio 3% superior a la misma fecha año pasado, según lo que informaron las ciudades receptivas consultadas. El dato es muy bueno teniendo en cuenta que el movimiento turístico venía bastante debilitado en el 2016 como consecuencia de los problemas de ingresos de muchas familias.
El gasto medio diario, del fin de semana, se ubicó en $600 por turista y la estadía promedió los tres días.
TURISMO1.jpg
La mayor parte de los turistas que se movilizaron lo hicieron por ocio o para participar en algún evento deportivo, cultural, gastronómico o profesional. "Estos días se complementaron además con miles de excursionistas que fueron a pasar la jornada a lugares cercanos ya sea por ocio o por alguna celebración", agregó CAME.
Sin embargo, a pesar que más gente se trasladó, "se reconoce un descenso del 4%, en promedio, en las ventas (medidas en cantidades) frente al mismo fin de semana del 2015". Esto según el reporte de los negocios y prestadores de servicios vinculados al turismo de las ciudades receptivas, en el relevamiento elaborado por CAME en 40 ciudades del país.
Como dato positivo, la tasa de caída es casi la mitad de lo que viene bajando el comercio minorista en estos últimos meses. Esa merma ocurrió básicamente porque más personas procuraron viajar pero, en general, tanto los turistas como los excursionistas fueron muy medidos en sus gastos.
En lo que va de 2016, ya hubo seis fines de semana largos (Carnaval, Semana Santa, Día de la Bandera, Día de la Independencia, homenaje a San Martín y Diversidad Cultural) registrándose 7,4 millones de turistas con pernocte, que generaron un movimiento económico directo de $13.535 millones en las economías regionales.
TURISMO2.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora