En el edificio funciona el colegio San Francisco Solano, la escuela para adultos y el terciario Juan Carlos Dávalos.
El establecimiento fue autorizado a dictar clases a pesar de que sufrió serias consecuencias con el terremoto del año pasado. Alumnos y docentes dicen que es "imposible dar clases", informó la Radio 95.7 Estudio 3.
El Tribuno había publicado denuncias del mal estado del establecimiento antes de que el temblor sacudiera a El Galpón. Luego se hicieron algunas refacciones con dinero que había enviado el Ministerio de Educación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia