Docentes agrupados en gremios nacionales realizaron ayer una nueva jornada de paro con movilizaciones, una de ellas frente a la sede del Ministerio de Educación, en Buenos Aires, donde reclamaron la reapertura de la paritaria salarial y advirtieron que el conflicto puede profundizarse.
La medida de fuerza de los maestros, la tercera en un mes, fue convocada por CTERA, UDA y los universitarios de la Conadu Histórica, y tuvo, según los gremios, un acatamiento estimado en 90 por ciento en todo el país.
El paro nacional de los docentes coincidió con la medida de fuerza de los estatales de ATE, que nuclea a los auxiliares de la educación, por lo que en el territorio bonaerense la protesta tuvo un impacto fuerte en las escuelas públicas provinciales.
Los docentes se concentraron frente al Congreso, donde reclamaron a los legisladores que se "rediscutan" los fondos sobre educación del Presupuesto 2017. Allí la jefa de CTERA, Sonia Alesso, denunció que existe una "subejecución presupuestaria y que el ajuste llegó al ámbito de la educación", y advirtió que de no tener respuesta de las autoridades educativas el conflicto "seguramente se profundizará".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora