Ayer por la tarde en el parque del Bicentenario cientos de jóvenes festejaron el Día de la Primavera. Desde las 16, muchas familias ingresaban al predio de la zona norte portando viandas, sillas, manteles, sombrillas, rodados y pelotas, y con el ánimo dispuesto a pasar una tarde festiva. Los sectores más concurridos eran el de los DJ, que estaban actuando en vivo, y el escenario, que se había dispuesto para que tres instructores hicieran practicar zumba, la gimnasia del momento, al público, que era de lo más diverso.
Varios jóvenes que pertenecen a las divisiones inferiores de rugby del Jockey Club estaban vendiendo rifas por $20 para irse de viaje a Entre Ríos. Contaron que se ubican en los parques San Martín y del Bicentenario para buscar a potenciales clientes.
Embed
Para disfrutar de la experiencia 360º en un video, desde un teléfono smartphone, debes hacer clic AQUÍ
Los DJ estaban haciendo concursos para que las barras más movedizas y expresivas ganaran CD y remeras. Julia Senzano, de Castañares, había ido con sus tres nietos a ver la actuación de los disc-jockeys, pero todo su amor de abuela no alcanzó para mantenerla prendida al espectáculo de música electrónica. "Hay mucho ruido acá", le dijo al equipo de El Tribuno, mientras corría para ponerse a salvo del frenético pogo.
"Trajimos pochoclo y gaseosita con mis tres hijos, porque el clima se ha prestado para festejar la primavera aquí", relató Rosana López. A su lado su hijo Yago contó: "Festejamos en la escuela el Día del Estudiante y comimos gomitas en mi escuela".
Dos novios, estudiantes de secundario, descansaban tranquilamente a la sombra de un árbol. Le contaron a este diario que están saliendo hace dos años y dos meses. "Es nuestra tercera primavera juntos y nos pareció una idea muy buena venir a festejar tranquilos", declaró él.
El cantautor salteño de música folk Sebastián Lasquera y la esposa del cantante tropical Ricky Maravilla, Taky Natali, visitaban el Parque del Bicentenario por primera vez, acompañados de otras amigas. "Estamos pasando una tarde linda acompañando a los estudiantes y festejando un poco la primavera", saludó él. "Desde el fondo de mi corazón les deseo una muy feliz primavera para todos y que sigan los éxitos. Este parque es hermoso, con juegos para los chicos, y se ve que hay muchas actividades siempre", dijo Taky.
festejo primavera.jpg
Los chicos disfrutaron del parque desde temprano.
Los chicos disfrutaron del parque desde temprano.
Cerca de ellos Maximiliano Moreno (12) estaba jugando a la pelota. Había ido con un grupo de amigos y primos, todos custodiados por la madre de Maximiliano. "Vinimos a ver si había festivales", se sinceraron.
Muy animadas estaban un grupo de amigas del tercer año del colegio Arturo Illia. Y hasta se animaron a bromear con el equipo de El Tribuno acerca de la relación entre el amor y la primavera.
Recibieron la estación bailando
En el sector de zumba una turista riojana seguía con notable prolijidad los pasos que le indicaban los instructores. "Soy de La Rioja y estoy paseando en Salta desde el domingo pasado y me quedaré hasta el lunes. Encontré a Salta hermosa porque hace varios años que no venía. Al parque le faltan aún algunas cosas, pero sobre todo que la gente colabore con la limpieza", comentó.
La acompañaba una niña que quiso dejar su opinión sobre el zumba: "Es divertido y me mueve todo el cuerpo, y quiero que mi hermana y mi mamá también vengan al parque a bailar", invitó
Un joven portando a una bebé de escasos meses, durmiendo el sueño de los justos, se robaba todas las miradas femeninas. Se trataba de Jesús y de Francesca, quienes habían cruzado la ciudad para asistir a la clase de zumba.
Jesús y su esposa, además, estaban festejando un aniversario más de su amor. "Nos conocimos en el Día de la Primavera y como ella quería bailar zumba vinimos para aquí. Yo la sostengo a Francesca así la dejamos que aproveche a bailar zumba, ya que la tuvo nueve meses en su panza", dijo Jesús.
Adriana, de Ciudad del Milagro, y Analía, del barrio Juan Manuel de Rosas, habían llevado a sus hijos. Las nenas seguían la clase y los varones se habían ido a dar vueltas en bicicleta. "La primavera siempre cambia todo en uno y nos deja con más ganas de hacer cosas. Aquí lo que estoy viendo es a la juventud divertirse sanamente, sin bebidas", opinó Adriana.
Así, en familia y con recursos traídos desde sus casas se vivió el Día de la Primavera en el Parque del Bicentenario.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora