Mientras muchos celebraban Noche de Brujas, el meteorito Gran Calabaza alcanzó el punto más cercano a la Tierra y pudo ser una noche de terror. Se aproximó a una distancia solo un poco mayor a la de la Luna, según los expertos.
En el emisferio norte, con binoculares fue posible observarlo por algunos segundos.
"¡Está cerca, muy cerca!. Parece una calavera rotando. Es como la cabeza gigante de un oso blanco", exclamó el astrónomo Bob Berman, señalando las imágenes de la roca estelar, llamada 2015 TB145, que retransmitió por internet la comunidad Slooh, asociada a la NASA.
"El peligro que ni siquiera estaba allí, ya se ha ido. Así, en menos de unos minutos", añadió.
Las imágenes retransmitidas en directo por la comunidad Slooh retrataron una brillante y veloz roca, del tamaño de cuatro canchas de fútbol (400 metros).
De acuerdo con el catálogo de la NASA sobre objetos cercanos a la Tierra, Gran Calabaza fue el objeto que pasará más cerca de nuestro planeta hasta agosto de 2027, cuando se prevé que la roca 1999 AN10 se acerque a casi 384.400 kilómetros, la misma distancia que separa a nuestro planeta de la Luna. El cuerpo celeste fue descubierto el 10 de octubre por un telescopio en Hawai, EEUU, y desde entonces se han realizado cálculos para precisar su órbita.
La órbita
Es asteroide pasó 'por detrás' de la Luna, pero a una distancia no muy superior a la que nos separa de ella; esto es 480.000 kilómetros en su punto más cercano a la Tierra. Se desplazò a una velocidad de 35 km/s. Teniendo en cuenta el tipo de órbita que describe, muy excéntrica, y otras características como su capa de polvo, se piensa que podría ser un cometa extinto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora