El Gobierno mantiene firme su política de desvinculaciones y ruptura de contratos, heredados de la gestión anterior.
El viernes se conocieron más de 600 nuevos despidos, que se produjeron en el Ministerio de Cultura (494) y en la Casa Rosada (124).
De acuerdo con datos aportados por el gremio estatal ATE, ya fueron dados de baja cerca de 7.800 empleos en todo el país. La cifra incluye a trabajadores nacionales, provinciales y municipales. El relevamiento de ATE distingue, además, a cerca de 4.800 personas que fueron despedidas, pero que luego fueron reincorporadas tras comprobarse su verdadera condición laboral.
También se destacan 2.600 casos que están en observación y a la espera de una definición. De ese total, 600 son empleados públicos de Santa Cruz.
Reacción
La Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) dispuso el estado de alerta y movilización por los despidos de cientos de trabajadores contratados
Tras confirmar la medida adoptada por el gremio en defensa de las fuentes laborales, el secretario de Publicaciones de UPCN, Rodrigo de Echeandía, dijo que no podía "informar con precisión la cantidad de despedidos".
En la cúpula de ATE, en tanto, temen que en marzo se profundice la situación. El líder nacional de los estatales, Hugo Godoy, convocó para el miércoles próximo a los secretarios generales de todo el país para acordar una medida de fuerza.
¿Se viene un paro nacional?
Según trascendió, se resolvería un paro nacional con movilización para la segunda semana de febrero y buscarían el apoyo de las centrales obreras.
"Vamos a unificar las peleas por los despidos y por las paritarias: no pensamos en discutir solamente para conservar la fuente de trabajo cuando hubo una devaluación del 40%, la inflación sigue en alza y suben las tarifas de los servicios", advirtió Godoy.
Desde la CGT de Hugo Moyano hubo una advertencia por los despidos y la falta de estadísticas. En un documento, el líder camionero habló de una "explosión de precios", para referirse a la inflación; de una "saga de malas noticias para los trabajadores", cuando mencionó los ajustes en las tarifas de los servicios públicos y la cancelación de contratos laborales. Paralelamente, las dos CTA también expresaron su preocupación por los despidos y mediante sus referentes, Pablo Micheli y Hugo Yasky, ya avisaron que se plegarán a los futuros reclamos de los empleados estatales.

"Marchade ñoquis" contra los despidos
Además se lanzó lacampaña de protesta #MacriParaLaMano. En protesta contra los despidos en la administración pública, se desarrolló el viernes una "Marcha de los ñoquis" desde el Obelisco y hasta el Centro Cultural Kirchner.
Algunos de los trabajadores desvinculados, con el apoyo de agrupaciones kirchneristas, se movilizaron a la Plaza de Mayo para exigir un freno a los despidos.
Como parte del reclamo se lanzó la campaña #MacriParaLaMano, que consistió, además de la movilización, en una "ñoquiada" e intervenciones culturales para denunciar las acciones del Gobierno de Mauricio Macri respecto de la planta de empleados del Estado.
"Todos los días una nueva. Despidos, reprimen una protesta, recortan presupuesto en áreas clave, se modifican leyes votadas mediante decretos, se designan jueces y autoridades antidemocráticamente, se beneficia a quienes tienen más poder. Por eso lanzamos la campaña #MacriParaLaMano", indicó la convocatoria realizada a través de las redes sociales.
"Prometiste pobreza cero y los precios no paran de subir", señaló una inmensa pancarta que rodeó el Obelisco, punto de encuentro de la convocatoria, que además se cubrió irónicamente con globos amarillos, como los que identifican al PRO.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora