En la UCR salteña consideran que llegó el tiempo de mirarse para adentro y se disponen a reformar la carta orgánica para "modernizarla".
El Comité Central convocó a la Convención provincial partidaria para el 9 de abril próximo.
Un punto central de la reforma será reducir el número de miembros de la Convención, que ahora se integra en función del criterio que tenía la Cámara Baja provincial cuando se constituía con 120 diputados.
Pero diversas fuentes dejaron en claro que todos los sectores seguirán teniendo representación en el máximo órgano de decisiones del partido.
Entre estos, además de representantes de los comités departamentales, también están los de la Juventud Radical y de la OTR (Organización de Trabajadores Radicales).
Las reformas serán trabajadas por un consejo consultivo, pero se recibirán aportes de los militantes.
En los corrillos radicales se considera que de la Convención debería surgir la posición de la UCR frente al gobierno local y analizar "cómo marcha la sociedad con el Gobierno nacional".
Por otra parte, el 8 de abril, concejales del partido, el diputado por Capital y las senadoras por Cachi y Cafayate realizarán un foro de legisladores de la UCR.
En el 2014, los radicales eligieron como titular del partido a Miguel Nanni, hoy diputado nacional. La UCR se normalizó tras la intervención que había dispuesto el Comité Nacional para frenar la intromisión de Urtubey, a través de Matías Posadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Carlos Rodriguez
Carlos Rodriguez · Hace 9 meses

Es importante que la UCR como institucion politica se ponga en forma para ser util a la sociedad en estos tiempos,donde los problemas sociales aquejan y la politica que es la que debe dar repuesta a esa problematica esta ausente.El debate debe ser doctrinario ,porque la doctrina es la que debe modernizarse, la carta organica sin dudas se debe acomodar e este acomodamiento doctrinario.Pero hay que tener siempre presente que los principios fundacionales siguen intactos eso no se cambia.Ademas de los cambios institucionales hay que cambiar los comportamientos las conductas y recuperar los objetivos donde el hombre sea el destinatario y no los proyectos personales donde para alcanzarlos vale de todo.


Se está leyendo ahora