La batería de allanamientos producidos en las últimas horas en distintas zonas de la Provincia de Buenos Aires arrojaron hoy un detenido "conocido", que si bien poco tiene que ver con la fuga de Martín y Christian Lanatta, y Víctor Schillaci, motivó algún tipo de resultados.

Se trata de Marcelo Mallo, el extitular de "Hinchadas Unidas Argentinas" (HUA), la ONG que se creó a fines de 2009 con el afán de aglutinar a los barrabravas de los equipos del fútbol argentino rumbo a Sudáfrica, donde llegaron para alentar a la Selección argentina en el Mundial 2010. Según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, en la pesquisa a la vivienda de Mallo visitada este domingo se encontraron armas no declaradas. En Quilmes, llegó a ser funcionario municipal en la época del entonces intendente Sergio Villordo y se lo recuerda, principalmente, por haber ingresado armado al Concejo Deliberante y por haber sido vinculado en la investigación del asesinato del empresario y financista, Omar Tort; aunque nunca lo imputaron. Apadrinado por Rudy Ulloa Igor, íntimo amigo y ex chofer de Néstor Kirchner, Marcelo Mallo fue además uno de los dirigentes de la agrupación kirchnerista Compromiso K.
Mallo había sido relacionado con Aníbal Fernández en el mismo momento en que se disputaba el Mundial de Sudáfrica 2010, y HUA protagonizó una fractura interna. "Marcelo Mallo nos usó porque dijo que Aníbal Fernández no se metería con nosotros, y mirá cómo terminamos", acusó Emiliano Tagliarino, uno de los cabecillas de HUA que fue deportado ni bien aterrizó en Johannesburgo, Sudáfrica, en junio de 2010. La detención de Mallo se suma a la de Marcelo Melnyk, alias "El Faraón", un "empresario" también de ese municipio, quien reconoció que les dio asilo a los prófugos durante varias horas en una quinta en Florencio Varela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora