El Tribuno también recorrió centros de salud de distintos puntos de la ciudad. Responsables de la salita del barrio Intersindical, de El Manjón y de Castañares coincidieron en haber atendido cuadros respiratorios de diferente severidad, "antes de lo esperado" porque en años anteriores se han registrado recién en junio.
Como ocurre en los grandes hospitales, las salitas reciben a diario el pedido de vacunas, sobre todo de madres con hijos mayores de 2 años, es decir, fuera del grupo de riesgo.
Amalia Mendilaharazu, jefa del centro de salud 15 de Castañares, en la zona norte, indicó que para evitar contagios se destinó el consultorio 1 para la atención de las personas con enfermedades respiratorias. "Ellas tienen que tener el menor contacto posible con las demás para evitar contagiar, y en esa tarea estamos", dijo. Los cuadros que sobresalen en la consulta son los de bronquiolitis en los niños más pequeños y cuadros respiratorios obstructivos.

En el sur


En el barrio Intersindical, el centro de salud N§ 27, la actividad parece normal. Hay consultas sobre cuadros respiratorios típicos del invierno, solo que "este año se presentaron unos días antes", señaló su jefa, Patricia Pérez, quien además indicó que la sala de internación abreviada que funciona en ese centro médico "está desocupada". Reconoció que "hubo pacientes con gripe" pero fueron medicados y enviados a sus casas para la recuperación, con las recomendaciones para evitar contagios.
"Lo que nos pasa es que viene mucha gente a pedir vacunas contra la gripe que no se incluyen en el grupo de riesgo", destacó la responsable del centro de salud de la zona sur. Y otra vez "hay que explicar que hay determinados casos que tienen la prioridad", subrayó la jefa de la salita.

En el este

El centro de salud de El Manjón, en la zona este de la capital salteña, hay un aluvión de las llamadas IRA (infecciones respiratorias agudas). "De 158 consultas diarias, tenemos 127 de estas patologías", comentó Mabel Filtrín, interinamente a cargo de la jefatura.
Como en todos los casos, la médica remarcó que estas enfermedades invernales llegaron antes de lo habitual, pero que "todo está controlado porque nosotros nos manejamos con las medidas que se prevén a comienzos de año para hacer frente a las contingencias".
También reconoció que en el centro de salud se registraron "varios casos de gripe, pero fueron ambulatorios. Se diagnosticaron, se medicaron y se fueron a sus casas, con evolución favorable. Varias semanas después recibimos la confirmación de los resultados del laboratorio, pero por suerte todo se desarrolló sin inconvenientes". Destacó, al respecto, que "toda la atención está puesta de modo especial en cada caso que llega para actuar con celeridad y tomar las medidas que correspondan".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora