Después de la fiebre por el aceite comestible que se disparó la semana pasada en todo el país, El Tribuno salió a recorrer distintos supermercados de la ciudad y encontró que aún escasean las variantes más económicas. En las góndolas no se encuentran ni las botellas de mezcla ni las de 900 cc.
En muchos casos, por la alta demanda que tuvo el producto, los negocios no llegaron a reponer el stock. Lo real es que es muy difícil conseguir marcas que cuesten menos de $20.
Luego de los fuertes rumores que se asomaron desde el sindicato de aceiteros que indicaban que el precio del aceite se iba a triplicar, la buena noticia es que eso no va a ocurrir. El jueves, con la intervención del Gobierno nacional se llegó a un acuerdo con la industria aceitera y el precio al público no se triplicará.
Según se acordó, se mantendrá la compensación a los privados para subsidiar el consumo interno con exportaciones. Se pusieron topes a las subas del aceite del cuatro y el seis por ciento, de acuerdo a la característica. Pero los consumidores tienen dudas, ya que muchas marcas subieron de precio la semana pasada ante el incremento de la demanda y muchos se preguntan si esas subas van a retrotraerse.
El rumor sobre los fuertes aumentos que sufriría el producto provocó que muchas familias salieran a comprar para almacenar y algunos supermercados empezaran a racionar la venta. En las distintas góndolas se podrían ver carteles indicando que solo se podían llevar dos o tres botellas por persona.
Si bien los supermercadistas aseguraron que nunca hubo desabastecimiento, la situación en Salta aún no se normalizó del todo. En algunos comercios continúan los letreros que prohíben llevar más de dos unidades.
Además, conseguir aceite de mezcla o botellas de 900 cc es casi imposible. Con respecto a la continuidad de los carteles, los encargados comentaron que esta medida se debe a que todavía hay muchos clientes que desconfían del tope a los aumentos y quieren llevar varias botellas.

A la espera

Los encargados comentaron que están esperando que se reponga el stock, lo que ocurriría en los próximos días.
Mientras tanto la diferencia es mucha. De acuerdo a la página web www.preciosclaros.gob.ar (que aglutina los datos de los supermercados) en Salta, el valor de la botella de 900 cc de aceite mezcla en el mercado oscila entre $17,79 y $21,79. Mientras que el aceite de girasol varía entre $20,30 y $32,70.
Sin embargo, el único producto que tiene un amplio stock es el de maíz, que casualmente es el más caro: cuesta entre $32,89 y $59,90.
Los encargados de los supermercados expresaron que en ningún momento hubo desabastecimiento y que la situación se va normalizando.
Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación Supermercados Unidos de Buenos Aires, expresó que en algunos casos las compras habían aumentado tanto que se registraban en dos días ventas por el equivalente a lo que habitualmente se despacha en más de siete.

El fideicomiso

En 2008, el Gobierno creó un fideicomiso con la industria aceitera que subsidiaba el costo del producto y llevó el precio del aceite a un valor muy bajo.
Las nuevas autoridades nacionales prorrogaron el régimen por cinco meses. Desde junio se acordó con la industria aceitera una liberación gradual del precio al mercado final. Se autorizaron tres aumentos escalonados, que comenzaron con el 20% en junio, el 25% en julio y el 30% a partir del 1 de agosto.
Después de la reunión que tuvo la industria con la Nación, los empresarios expresaron que el fideicomiso seguirá existiendo. O sea, que se retendrá el 1,2% de las exportaciones de harina de soja y girasol.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 1 mes

¡¡¡ que gobierno de chantas , ladrones e inùtiles!! ¿ porque no se van todos a la recon... pu.. de su madre?

Se está leyendo ahora