El mercado ganadero en la provincia se encuentra en un claro retroceso en los últimos 5 años. Según un informe realizado por Ignacio Lupión, con datos aportados por Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agrolimentaria), entre 2005 y 2015 el stock bovino creció tan solo un 2% en Salta, mientras que en un período anterior, de 2002 a 2010, el stock había crecido un 113%.
La cantidad de cabezas de ganado vacuno que había en el 2002, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, era de 493.804, y en ocho años el stock creció hasta llegar a 1.049.782 ejemplares. En 2015, el stock bovino fue de 1.070.455 cabezas.
El presidente de la Sociedad Rural Salteña, Ignacio Lupión, explicó que está desaceleración se inicia por las retenciones a la exportación de las carnes vacunas en el año 2005 y empeoró posteriormente por las prohibiciones a la exportación en el año 2007. El directivo explicó que, a esa situación había que sumarle la inexistencia de políticas públicas para incentivar la actividad ganadera. A nivel provincial el freno durante 4 años fueron los permisos de habilitación de tierras ganaderas que impidieron poner en producción y poblar parte de las 2.000.000 de hectáreas que, estimativamente, se encuentran en el departamento de Rivadavia.
"El estancamiento del crecimiento en los últimos años se debe a que el anterior gobierno nacional terminó frenando toda la producción agropecuaria. Después de eso no tuvimos ni el apoyo ni las políticas agropecuarias necesarias para una inversión a largo plazo. Es por eso que las políticas agropecuarias tienen que exceder a los gobiernos", comentó Lupión.
Previsibilidad
La provincia de Salta, desde el 2010 al 2016 tiene el mismo stock de cabezas. Es por eso que desde los distintos sectores ganaderos están pidiendo al Gobierno, previsibilidad.
"Nosotros necesitamos calidad, continuidad y cantidad para cualquier mercado. En la ganadería son todos ciclos a largo plazo y la desinversión que hubo en los últimos años fue porque no hay previsibilidad", comentó Lupión. Y agregó: "No podemos hacer mucho si no hay una legislación por atrás que se cumpla y exceda a los gobiernos que vienen".
Lupión considera que Salta es una provincia ganadera y tiene las condiciones para ser una de las más importantes. "Para alcanzar este proyecto de producción debemos tener, como país y como provincia, previsibilidad, reglas claras en todos los ámbitos, solo con esto las inversiones necesarias se convertirán en realidad", destacó el presidente de la Sociedad Rural Salteña.
Departamento Rivadavia
Según Lupión, el departamento Rivadavia, por sus condiciones geográficas y climáticas, y por experiencias productivas exitosas, es ganadero por excelencia. Es más, aclara que el futuro con desarrollo sustentable debería venir de la mano de esta actividad. Según los últimos datos publicados por el Senasa, Rivadavia tiene un stock ganadero de 161.722 cabezas de ganado vacuno, lo que representa el 15% del stock provincial.
Un informe elaborado por el actual presidente de la Sociedad Rural Salteña expresa que el 60% de la superficie departamental está en condiciones de ser desarrollada, lo que significa que 1.400.000 hectáreas podrían ser utilizadas.
"Con una población que está totalmente postergada como la de Rivadavia, la ganadería traería muchos beneficios económicos para la zona, con posibles inversiones en infraestructura. Ahí tenemos que apuntar", destacó Lupión.
La pobreza estructural que se vive en Rivadavia es más que preocupante. De cada 100 niños y niñas del departamento de Rivadavia, 65 crecen en viviendas precarias y duermen hacinados. En sus casas faltan algunos o todos los servicios básicos. Si las proyecciones de inversiones ganaderas que realiza Lupión sobre esa zona se hacen efectivas, el impacto que tendría sería determinante para una de las regiones más pobres del país. Si se logra inyectar 1.000.000 de cabezas de ganado en esas hectáreas, la facturación llegará a los 3.500 millones de pesos y se generaría fuentes de trabajo directas para 4.000 personas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora