Ayer por la mañana los medios de Rosario de Lerma dieron la noticia de la posible renuncia de Sergio Omar Ramos antes de concluir su quinto mandato como intendente.
"Estoy acostumbrado a estas operaciones de prensa. Plantean cuestiones que no ocurren. Nosotros estamos preocupados por resolver el problema de nuestros municipales y hay gente que magnifica lo que no ocurre", espetó ante el noticiero de canal 10. Los municipales rosarinos continúan con medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales. El paro se trasladó a la ruta provincial 23, donde los municipales cortan esporádicamente el principal camino de ingreso a Rosario.
El intendente saliente aclaró que "la única forma de renunciar es presentar tal decisión ante el Concejo Deliberante. No ocurrió ni ocurrirá".
La versión de la renuncia, a cinco días de entregar la intendencia, parece descabellada pero tiene antecedentes. Hace 20 años, su antecesor renunció media hora antes del acto de que asumiera Ramos. "No es mi idea", dijo ayer, y arremetió contra el inminente presidente del Foro de Intendentes, Mario Cuenca. "Mario se equivocó, no comparto en absoluto la confrontación. Se necesita consenso. Todos somos parte del mismo equipo. Pretender exigir el 1,5 % de aumento, a la larga, termina siendo una gotita en el océano. Hay que plantear reformas con parámetros reales y no cosas que no se pueden medir. Esto es lo que se debe plantear".
Por lo pronto, él aún no lo planteó, o lo hizo sin resultados. Y ayer no fue a la Legisla tura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora