"Esto es casi todos los días. Pagamos la boleta en forma puntual y el servicio es malísimo". Es el mensaje que, junto a las fotografías, recibió El Tribuno a través del WhatsApp de un vecino del barrio 90 Viviendas de Pichanal. Las imágenes son elocuentes: el agua sale con barro, imposible para beber o cocinar, aunque se hierva. Otro vecino ratificó el problema y aseguró que "lamentablemente, durante años reclamamos por el mismo inconveniente en esta ciudad al punto que prácticamente estamos acostumbrada a consumir de bidones, lo que sin dudas afecta sensiblemente los bolsillos".
En una recorrida, la gente demostró su indignación con el estado deplorable del agua de red, mientras reclaman una planta potabilizadora "porque el agua emerge de las napas con mal olor y color, especialmente con las lluvias".
El mensaje recibido avala lo del resto de los pobladores: "Así sale casi todos los días por una hora. Es algo muy preocupante. Esta llena de óxido, de barro y arruina nuestra salud. Si justo estás lavando ropa te la arruina, ni hablar si en ese momento te estás bañando o por cocinar. Ya nos hemos quejado miles de veces. Hemos denunciado esta situación a la empresa, pero nunca nos dieron una solución". Y aclaró: "Esto es en todo el pueblo, no solamente en el barrio 90 Viviendas. Así de esa manera sale en cada una de las casas, y esa agua es la que llena nuestros tanques, se puede imaginar cómo quedan las tuberías y nuestro lavarropas cada vez que esto sucede. Aguas del Norte nos debe una solución y una explicación", agrega el mensaje.
Aguas del Norte
Consultado el delegado de la empresa estatal en la zona, Alfredo Ramírez, dijo que están analizando el problema, pero no descartó que tenga relación con los permanentes cortes de energía, como el que ocurrió en la mañana de ayer. "Cuando vuelve, el sistema de bombeo en los pozos se activa bruscamente y remueve los sedimentos. Solo hay que esperar unos minutos y el agua comienza a salir limpia", consideró.



¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia