Salta es el segundo distrito en el que menos creció la recaudación por ventas de supermercados. En la comparación interanual entre septiembre de este año y de 2015, los ingresos por compras de las grandes y medianas cadenas se incrementaron solo un 20,9%, por debajo del registro de otros distritos donde este incremento superó el 34%.
Tomando en cuenta dicha comparación, el crecimiento de las ventas de los súper se relativiza al punto tal que significaría un incremento 50% más bajo que lo que subieron los precios.
En valores absolutos, en setiembre de 2015 el volumen de ventas de los supermercados representó una masa de dinero de $367,6 millones. En el mismo mes pero de este año, la recaudación de estos centros comerciales escaló a $444,4 millones. Los datos se desprenden de un informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el viernes último.
Las ventas realizadas por los supermercados son clasificadas por el Indec en los siguientes rubros: bebidas, almacén, panadería, lácteos, carnes, verdulería, rotisería, limpieza, ropa, electrodomésticos y otros. Como se ha dicho, si bien los ingresos por ventas en supermercados subieron casi un 21%, lo cierto es que tal aumento estuvo por debajo del comportamiento de los precios. Es decir, aunque ingresó más dinero significó menos, tanto en cuanto a poder adquisitivo de los compradores como en referencia a la rentabilidad de las medianas y grandes cadenas.
Una revisión sobre la injerencia de cada tipo de productos en el total recaudado permite observar que el comportamiento de los compradores se mantuvo prácticamente igual de un año al otro. Los porcentajes de ingresos que cada tipo de productos representa sobre el total de fondos acumulados no tuvieron prácticamente variación de un año al otro.
Con ello se concluye que el decaimiento de las ventas al por menor de los supermercados de Salta no caló especialmente hondo en algún rubro sino que fue generalizado.
Las bebidas representaron el 10,39% de los $367,6 millones de ingresos de septiembre de 2015, mientras que en 2016 ese mismo rubro incidió en un 10,4% de los $444,4 millones totales. Almacén significó un 22,55% en 2015 y un 24,7% en 2016, panadería un 2,01% y un 2,1%, respectivamente. Las carnes pasaron de ser un 14,4% del total recaudado en 2015 a ser 15% en el 2016, en verdulería se pasó de un 1,4% a un 1,3%, y en limpieza se pasó de un 15,2% a un 16,6%.
En rotisería tanto como en productos electrodomésticos se mantuvo el porcentaje de incidencia, 1,2% y 6% cada uno. La indumentaria tuvo una disminución insignificante, pasó de 2,5% en 2015 a 2,3% este año. El único rubro que tuvo una disminución considerable fue "otros", justamente el concepto que comprende una variedad de productos que van desde mueblería hasta juguetería. "Otros" tuvo una baja en la incidencia del 11,8%, ya que en 2015 representó un 15,9% del total mientras que en este año significó un 11,6%.
En los números nacionales hay un dato que revela la fuerte concentración de ventas que ejercen las grandes cadenas con relación a las medianas. Las primeras se llevan la mayor parte de los ingresos, mientras que los supermercados representan un porcentaje mínimo sobre esos caudales.

El peso de los grandes

"Las ventas del mes de septiembre de 2016 totalizaron 23.603,4 millones de pesos. De ese total, 18.748,7 millones de pesos (79,4%) corresponden a las grandes cadenas y 4.854,7 millones de pesos (20,6%), a las medianas", indica el trabajo sobre supermercados publicado por el Indec la semana pasada.
No obstante, el porcentaje de incremento de las ventas con respecto a 2015 fue mayor para el caso de los comercios de menos magnitud. Dice el informe: "Las ventas de las cadenas grandes y medianas registraron en el mes de septiembre de 2016, con respecto al mismo mes del año anterior, incrementos de 28,6% y 34,5%, respectivamente".
El total de ingresos por ventas de supermercados en setiembre de 2015 fue de $18.203.783, es decir, solo las grandes cadenas se llevaron más dinero este año de lo que atesoró todo el sector de supermercados en la comparación interanual. Sobre ese total de 2015, el 80,2% fueron para los comercios de mayor magnitud, el resto para los de mediano tamaño.
Es decir, la concentración de ingresos en los emporios del sector es una tendencia que se viene respetando y que demuestra la dinámica de funcionamiento del sistema de comercio al por menor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora